[adinserter block=»7″]
[adinserter block=»9″]

Redacción, Moscú (Spunik), 11 jun. – Los miembros de la tripulación de la Estación Espacial Internacional (EEI) utilizan un dispositivo estadounidense para medir el nivel de contenido de benzol en el módulo ruso Zvezda en un intento de encontrar la fuente de esa sustancia tóxica, comunicó la NASA.

«El dispositivo para determinar la calidad del aire AQM fue trasladado al módulo ruso Zvezda para que los especialistas en el centro terrestre pudieran observar los cambios del nivel de contenido del benzol», dice la nota publicada en la página web de la NASA.

En mayo pasado, un portavoz de la agencia espacial rusa Roscosmos comentó a Sputnik que fue detectado un aumento de la concentración de benzol en la atmósfera de la EEI, pero esa concentración no superaba los niveles máximos permitidos y nada amenaza la vida de los tripulantes.

También se informa que esta semana se separará la atmósfera del segmento ruso de la EEI de la atmósfera del segmento norteamericano para intentar determinar dónde está la fuente del benzol.

«En las últimas semanas los especialistas terrestres observaron un aumento de la concentración de benzol en la atmósfera de la plataforma orbital.

Benzol es un líquido transparente con un olor específico algo dulce, forma parte de la gasolina y se utiliza en la producción de fármacos, materiales plásticos, goma sintética y colorantes. Es tóxico y cancerígeno.

Actualmente están trabajando en la EEI los cosmonautas rusos Anatoli Ivanishin e Iván Vágner, así como los astronautas Chris Cassidy, Bob Behnken y Douglas Hurley. (Sputnik)