Qatar dará un gran paso en la aceptación de la comunidad LGTBI en el mundial 2022 de la FIFA

Un alto funcionario de la Copa Mundial de Qatar dijo que los fanáticos transgénero y homosexuales serían bienvenidos al torneo 2022, pero enfatizó que los visitantes tendrían que respetar las costumbres de Qatar.

Los actos homosexuales están prohibidos en Qatar, pero la ley sobre las personas transgénero no está clara y el problema rara vez se aborda en la vida pública o por las autoridades.

«Me gustaría asegurarle a cualquier fanático, de cualquier género, orientación (sexual), religión, raza, que descanse seguro de que Qatar es uno de los países más seguros del mundo, y todos serán bienvenidos aquí», dijo el jefe ejecutivo de la Copa Mundial de la FIFA Qatar 2022 Nasser al-Khater.

Estaba respondiendo a las preguntas de los medios el miércoles sobre la posición de los fanáticos transgénero que podrían querer asistir a la Copa del Mundo, pero no tienen claro qué protecciones legales y de derechos humanos tendrán.

Los problemas LGBT son delicados en Qatar, como en el resto de la conservadora región del Golfo. Un sitio web que publicó una historia en 2016 por un autor anónimo qatarí sobre ser gay, luego se desconectó brevemente en el emirato.

«Las demostraciones públicas de afecto están mal vistas, no es parte de nuestra cultura, pero eso afecta a todos», dijo Khater.

Cuando se le preguntó sobre la disponibilidad de alcohol durante el torneo, dijo que «Qatar es un país conservador, un país modesto. El alcohol no es parte de nuestra cultura, sin embargo, la hospitalidad sí lo es».

– ‘Posibilidad de altercados’ –

«Obviamente, el alcohol está disponible aquí, pero no está tan disponible como en otras partes del mundo», dijo. «Para la Copa del Mundo, queremos asegurarnos de que sea accesible para los fanáticos que viajan desde el extranjero y quieren tomar una copa».

«Estamos tratando de encontrar lugares designados para consumir alcohol que no sean lugares tradicionales».

Actualmente, el consumo de alcohol para los no residentes está restringido a bares y restaurantes en unas pocas docenas de hoteles de lujo y una pinta de cerveza generalmente se vende por más de $ 10.

Al preguntarle sobre el riesgo de que los fanáticos se emborrachen y desordenen y cómo responderían las fuerzas de seguridad, Nasser dijo que «mientras la gente esté feliz, está bien».

Es un crimen estar borracho en público en Qatar.

«Mientras no sean miserables y estén demasiado molestos, no tenemos ningún problema», dijo Khater.

«Pero tenemos planes para eso, nuestros equipos de seguridad han estado trabajando muy de cerca con las autoridades … en varios países que tienen equipos que tradicionalmente califican para la Copa del Mundo».

Nasser dijo que si bien creía que el vandalismo estaba disminuyendo en todo el mundo, los organizadores sabían que Qatar presentaba un desafío policial diferente a los dos últimos anfitriones.

Anuncios

Deja un comentario