Barack Obama es uno de los mejores oradores que existen actualmente. Ya lo era antes de ser presidente y lo sigue siendo tras hacer las maletas y abandonar la Casa Blanca. Sus discursos llegan, son aplaudidos y su mensaje trasciende. Pero, ¿cómo lo logra? Hablar en público no es fácil, ni siquiera para un político, pero él tiene un truco infalible que lleva años utilizando: las pausas. Las maneja como pocos y sabe sacarles el mayor partido posible.

Usa este truco de Barack Obama para hablar mucho mejor en público

El analista Carmine Gallo, autor especializado en comunicación, analizó hace un tiempo para Forbes las claves como orador de Barack Obama. Como destacaba en su análisis, el truco de las pausas es una de las partes más importantes y quizá menos explotadas del manejo de la oratoria. Algo que el demócrata domina a la perfección.

Lo más habitual cuando se habla en público es darse un respiro utilizando fórmulas como ‘mmm’, ‘sabes’ y derivados. Sin embargo, el ex presidente, no. Lo suyo son las pausas dramáticas. Lo hace continuamente en su discurso. Un silencio de un segundo, quizá dos. Su intención es clara.

Sirve para que oyente se de cuenta de la trascendencia de lo que está diciendo, para que asimilé lo que acaba de escuchar y el mensaje se afiance. En ningún caso da la impresión de que no sepa qué decir a continuación, si no, más bien, que está buscando la palabra más adecuada para expresar lo que quiere, como destacan en Exame.

Este manejo profesional de las pausas es una parte importante de su faceta como orador y un truco que le funciona a la perfección para que sus discursos calen. Lo que hay que hacer es pararse en un momento clave, sin decir nada, hacer como que se piensa, que se sopesa lo que se va a decir a continuación y, tras ese segundo, retomar el discurso.

Además de dominar los silencios, como señala Gallo, Obama se apoya en los gestos para enfatizar algo. Como cuando habla de inclusión extendiendo los brazos hacia fuera con las palmas de las manos abiertas. Eso y dejar que la voz vaya in crescendo a medida que se acerca el final del discurso son herramientas que siempre funcionan.

Otras técnicas que usa Obama en sus discursos para lograr trascender y llegar al mayor número de personas posible tienen que ver con el hecho de usar un vocabulario rico en adjetivos y muy descriptivo y la repetición de fórmulas para incidir en una idea. En este sentido Gallo lo compara con las letras de las canciones de Bruce Springsteen, en lo descriptivo, y el mítico discurso de Martin Luther King, ‘I have a dream’, en lo reiterativo.

Si quieres aprender a hablar en público como Obama y comprobar cómo usa el truco de las pausas, solo hay que revisar sus mejores discursos recogidos en un vídeo por USA Today a principios de este año. Un poco de atención y práctica y hablar en público te resultará mucho más sencillo.

Creditos: Yahoo Noticias

Anuncios

Deja un comentario