Como pudo la epilepsia haber ocasionado la muerte de Cameron Boyce

El actor Cameron Boyce, de 20 años, falleció el 7 de julio: tenía epilepsia y su muerte fue ocasionada por una convulsión mientras dormía, dijo su familia en una declaración. Boyce protagonizaba programas en Disney Channel, como Descendientes y Jessie, y apareció en varias películas.

La causa de muerte más probable fue la muerte súbita en la epilepsia (Sudep), comentó Orrin Devinsky, director del Centro Integral de Epilepsia de NYU Langone en Manhattan, que no era médico de Boyce.

View this post on Instagram

🥳

A post shared by Cameron Boyce (@thecameronboyce) on

«Puede ocurrirle a cualquier persona que padezca epilepsia», explicó Devinsky. «Incluso el primer ataque epiléptico puede ser el último. Cuanto más incontroladas, graves y frecuentes sean las convulsiones durante el sueño, mayor el riesgo».

Aproximadamente un 70 por ciento de los casos ocurre durante el sueño y suele encontrarse al epiléptico bocabajo en la cama. Por lo general, esas personas dormían solas. La posible causa de muerte es que la persona deja de respirar. Un ataque epiléptico grave puede apagar el cerebro temporalmente, incluyendo los centros que controlan la respiración, dijo Devinsky.

View this post on Instagram

@i_d

A post shared by Cameron Boyce (@thecameronboyce) on

Si alguien más está presente y puede girar a la persona, llamarla por su nombre y tratar de despertarla, «puede salvarle la vida», explicó Devinsky. Muchos médicos no advierten a los pacientes ni a sus familiares sobre la muerte súbita en la epilepsia. La filosofía parece ser: ¿para qué compartir una noticia tan espantosa cuando no pueden hacer nada al respecto?

El riesgo de este tipo de muerte entre los pacientes epilépticos no puede eliminarse, pero hay algunas cosas que ellos y sus familias pueden hacer para reducirlo, explicó Devinsky. Hay que estar extremadamente atentos a la ingesta de medicamentos para controlar los ataques epilépticos.

La falta de sueño puede provocar convulsiones, lo mismo que el alcohol, en especial en exceso.

Los dispositivos de monitoreo para detectar convulsiones durante la noche —que se colocan en el brazo como un reloj o bajo el colchón— pueden alertar a un familiar o persona con la que se comparta la vivienda sobre un problema. Sin embargo, esa precaución no sirve en casos en los que la gente vive sola. No se sabe si poner una alarma a un volumen muy alto en la recámara podría ayudar a despertar a la persona que se convulsiona durante el sueño.

New York Times News Service

Deja un comentario