[adinserter block=»7″]
[adinserter block=»9″]

San José, 22 junio 2020.- El Covid-19 vino a cambiar hábitos, conductas y formas de interacción social, entre otros muchos aspectos. Para las empresas que venden productos de cuidado personal ha generado el desarrollo de nuevas prácticas de atención a los clientes, para proteger su salud y la de sus colaboradores.

La firma de cosméticos Flormar, con más de mil quinientos productos, no solo puso en marcha la venta online, sino que también habilitó un servicio de asesoría en línea, en el cual un experto equipo de consultoras de belleza atiende preguntas sobre los distintos artículos de la marca y brinda la guía necesaria para que cada persona realice la mejor inversión, de acuerdo con sus necesidades.

Para acceder a este servicio, los interesados deben enviar un mensaje al WhatsApp 7052-3872. En las páginas en Facebook e Instagram Flormar Costa Rica está disponible el catálogo virtual de la marca, en donde encontrarán constantes y atractivas ofertas en las colecciones de maquillaje, tratamientos faciales, cuidados de la piel corporal, esmaltes y accesorios.

Compras saludables. “Hay consumidores que prefieren hacer sus compras en una tienda física. Para atenderlos en nuestros nuevos locales, contamos con un protocolo que contempla estrictas medidas de higiene en sintonía con las directrices del Ministerio de Salud, así como lineamientos establecidos por la compañía para la manipulación del maquillaje en los puntos de venta”, indica Carla Vargas, Gerente General de Flormar en Costa Rica.

Cada persona que ingresa a una tienda de la marca es recibida por una consultora de belleza, que supervisa su paso por las alfombras sanitizadas colocadas en la entrada, así como su uso de alcohol en gel.

Todos los envases de los cosméticos son constantemente desinfectados y ningún probador de maquillaje se aplica directamente en el rostro.

“Tenemos consultoras de amplia experiencia que no solo pueden asesorar a los clientes para que realicen una compra acertada según su tono, condición de piel y gustos; sino que también les pueden compartir consejos para cuidar sus cosméticos y proteger su salud. La higiene y la manipulación correcta del maquillaje, es esencial para prevenir afecciones en nuestra piel, ojos y labios”, agrega Vargas.

Por su parte, el maquillista de la marca en Costa Rica, Carlos Baldí, explica que, en ocasiones, a solicitud del cliente se le procede a rociar la zona de la muñeca con una solución desinfectante y de inmediato se le coloca una pequeña cantidad de producto (por ejemplo, base o bálsamo), para que sienta la textura y vea el tono.

En el caso de polvos, rubores y labiales, se hace uso de aplicadores y/o esponjas desechables, que se impregnan de producto para que la persona pueda apreciar fácilmente en esas superficies los correspondientes tonos.

Para mantener la distancia recomendada entre un cliente y otro, en las nuevas tiendas Flormar ubicadas en Multiplaza Escazú, Multiplaza Curridabat, Lincoln Plaza, Mall San Pedro, Oxígeno Human Playground, Terramall y City Mall, se han instalado floor stickers que sirven de guía tanto a los visitantes como al personal. Además, en el área de cajas se facilita la opción de pago sin contacto.

“Con la apertura de estas tiendas, nos hemos propuesto ampliar las facilidades a los clientes para acceder a nuestro extenso portafolio de productos; pero además ofreciéndoles una experiencia motivadora y saludable, en espacios únicos que celebran la belleza y el color”, añade la Gerente General.

Los cosméticos de la marca están elaborados con productos botánicos, a base de plantas y aceites naturales. Son libres de crueldad animal.

En expansión.  Flormar nació en Milán hace 70 años y hoy tiene presencia en más de 100 países. Es una de las marcas preferidas a nivel mundial, por la relación precio-calidad de sus productos.

En Costa Rica, con una inversión de tres millones de dólares aproximadamente, la firma puso en funcionamiento recientemente siete tiendas y un quiosco en distintos centros comerciales del Gran Area Metropolitana.