Tiene 20 años y asesinó a ladrillazos a su pareja de 32 por celos

(La Nación Argentina) – Hacía un mes y medio que se habían ido a vivir juntos. La diferencia de edad no pareció importarles. Ella 32, el 20. Las familias de ambos se habían asentado en el pueblo Tres Porteñas, en Mendoza, donde se conocieron. Lo que arrancó como una historia de amor, terminó en tragedia. José Llanos asesinó a Gregoria Carlos Flores a ladrillazos a causa de unos mensajes en el teléfono que le generó celos.

El cuerpo de la mujer estaba enterrado a 70 centímetros de profundidad, a 7 metros de una casa abandonada y a 20 del campo de cebollas al que había ido a cosechar Gregoria en la tarde calurosa del martes 20 de febrero pasado, según el sitio Diario UNO de la provincia mendozina.

La imagen de la mujer impactó tanta a la policía como a los forenses. Gregoria estaba tendida boca arriba y tenía la manga de una campera anudada al cuello y el cuero cabelludo cortado por varios golpes. En la casa encontraron un ladrillo ensangrentado y con cabello y las paredes salpicadas con sangre. Desde la puerta y a lo largo de unos 7 metros encontraron huellas de arrastre que conducían a un rectángulo de tierra recientemente removido.

El 20 de febrero fue la última vez que se vio con vida a Flores. Ella y Llanos habían partido hacia la plantación de cebollas donde trabajan, según relataron los testigos. Tras 10 días de búsqueda, el joven de 20 años no aguantó y confesó el femicidio. Se acercó a la policía, contó lo sucedido y dio la ubicación del cuerpo de su pareja.

El cadáver de Flores fue trasladado al Cuerpo Médico Forense de Mendoza para que s ele realice la autopsia. Por su parte, Llanos quedó alojado en una celda de la Comisaría 12, de San Martín y se espera por la imputación del juez a cargo.

Anuncios

Deja un comentario