Afganistán: 1,17 millones de denuncias de crímenes de guerra

5c7562bd6f6447c1bebef3ee4c4c3568
Esta fotografía del viernes 9 de febrero de 2018 muestra a Shoaib, cuyo padre y otras 13 personas fueron asesinadas en Afganistán por hombres armados en 2014, durante una entrevista con The Associated Press en Kabul, Afganistán. (AP Foto/Rahmat Gul)

KABUL (AP) — Desde que la Corte Penal Internacional comenzó a recopilar material hace tres meses para un caso sobre posibles crímenes de guerra en Afganistán, ha obtenido la abrumadora cantidad de 1,17 millones de declaraciones de afganos que dicen ser víctimas.

Dichos textos incluyen versiones de supuestas atrocidades no solo a manos de grupos extremistas como el Talibán y el Estado Islámico, sino que también habrían sido cometidas por las fuerzas de seguridad afganas y caudillos afiliados al gobierno, la coalición liderada por Estados Unidos y agencias de espionaje tanto extranjeras como locales, dijo Abdul Wadood Pedram, de la Organización de Derechos Humanos y Erradicación de la Violencia.

Basándose en parte en las abundantes declaraciones, los jueces de la ICC _siglas en inglés de la corte_ en La Haya tendrían entonces que decidir si abrirán una pesquisa sobre crímenes de guerra. No está claro cuándo se tomará una decisión.

Las declaraciones fueron recopiladas entre el 20 de noviembre de 2017 y el 31 de enero de 2018 por organizaciones con sede en Europa y Afganistán, y fueron enviadas a la ICC, explicó Pedram. Debido a que una declaración podría incluir a varias víctimas y una organización podría representar miles de declaraciones de víctimas, el número de afganos que buscan que la ICC les haga justicia podrían ser varios millones.

“Es impactante que haya tantas”, expresó Pedram, e hizo notar que, en algunos casos, poblados enteros estaban representados. “Muestra cómo el sistema de justicia en Afganistán no les está haciendo justicia a las víctimas ni a sus familias”.

La ICC no proporcionó detalles sobre las víctimas ni sobre las personas que dieron la información.

“Tengo los nombres de las organizaciones, pero por cuestiones de seguridad, no queremos dar sus nombres porque serían atacadas”, señaló Pedram, cuyo grupo tiene su sede en Kabul.

Muchas de las representaciones incluyen declaraciones que involucran a múltiples víctimas, lo que podría ser el resultado de atentados suicidas, de asesinatos selectivos o de ataques aéreos, indicó Pedram.

Entre aquellos que dicen ser víctimas de crímenes de guerra se encuentra un hombre que le pidió a The Associated Press ser identificado solo por su primer nombre, Shoaib, debido a que teme por su seguridad.

Shoaib dijo que su padre, Naimatullah, viajaba en un autobús en el distrito de Dawlat Yar en la provincia de Gawr, en el centro de Afganistán, en 2014 cuando un grupo de hombres armados detuvo el vehículo y a otros dos autobuses, forzó a los pasajeros a bajarse y les dijo que entregaran sus identificaciones. Los 14 chiíes que eran pasajeros, incluido su padre, fueron separados del resto y asesinados, uno por uno, comentó.

Anuncios

Deja un comentario