Así es el puente sobre el agua más largo del mundo: conecta a Hong Kong con China

01
El puente Hong Kong-Zhuhai-Macau abrió oficialmente este martes.

(Dominique Mosbergen/HuffPost México).- El puente más largo del mundo construido sobre agua, cuya construcción tardó casi una década, abrió finalmente sus puertas este martes.

Inaugurado por el presidente de China, Xi Jinping, el puente de unos 54 kilómetros conecta a las regiones de Hong Kong y Macau con la ciudad china Xhuhai. Según datos de las autoridades, el puente acorta un viaje de 7 horas a solo 30 minutos.

Vista aérea del nuevo puente desde las primeras horas del día, cuando la neblina cubre la visibilidad.

Con una inversión de más de 20 mil millones de dólares, el puente Hong Kong-Zhuhai-Macau está edificado de tal modo que puede resistir un terremoto de magnitud 8, un gran tornado y hasta el impacto de un buque, de acuerdo con medios locales. También ha sido descrito como uno de los caminos más inusuales y seguros jamás construidos por el hombre, pues sus cámaras de vigilancia incluso monitorean los bostezos de los conductores.

Pese al ánimo festivo de sus creadores, el recién inaugurado puente no ha estado exento de controversias.

De acuerdo con la cadena de noticias BBC, varios trabajadores de la construcción murieron durante la edificación de los tramos sobre el agua, lo que ocasionó que varios medios locales se refirieran a la obra como “el puente de la muerte“.

Vista nocturna desde un costado del puente que tomó casi una década construir y cuenta con los más altos estándares de seguridad en el mundo.

Ambientalistas también han acusado que la estructura es una amenaza para la vida marina local, como el delfin blanco chino, en peligro de extinción.

Los habitantes de Hong Kong, una región semiautónoma que aún es administrada por el gobierno chino, también se han quejado de que necesitan permisos especiales para cruzar el puente. Los conductores hongkoneses deben estacionar sus autos cerca de la entrada del puente, cruzar revisiones migratorias y abordar un camión que los cruza hasta el otro extremo, donde pueden abordar autobuses públicos, taxis y rentar autos en alquiler.

“Hong Kong ha tenido que invertir dinero de los contribuyentes en este puente, pero no vemos muchos beneficios para nosotros”, se quedó Claudia Mo, una congresista de Hong Kong, que ha calificado reiteradamente al puente como “un desperdicio de dinero”.

Advertisements

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: