Así quedó el Museo Nacional de Brasil tras el incendio que destruyó más 200 años de historia

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

RÍO DE JANEIRO (AFP).- Los habitantes de la zona confirman que el olor a quemado se siente fuerte y a la distancia. Ayer, el Museo Nacional de Río de Janeiro , una de las joyas culturales de Brasil por su patrimonio de más de 20 millones de piezas valiosas, se incendió por causas desconocidas y provocó una tragedia para los 200 años de historia que desaparecieron en el siniestro.

“Por ahora no hay informaciones de víctimas. El fuego se propagó muy rápidamente. Ahí hay mucho material inflamable”, dijo un portavoz de los Bomberos del estado y justificó así lo sucedido, que no causó víctimas mortales ni heridos.

Las llamas comenzaron cerca de las 19.30 (22.30 GMT), más de dos horas después del cierre de puertas del lugar. Ahora, el incendio fue controlado y Defensa Civil se dispone a evaluar si el fuego sacudió la estructura del museo para tener una noción mayor de la destrucción, según lo publicado por el diario O’Globo.

Con la luz del día se ve la claridad del daño: gran parte de la fachada está destrozada, como también el techo y el interior de la estructura, considerada una de las más importantes instituciones científicas del continente.

En total, 80 hombres de 12 cuarteles y 21 vehículos hidrantes trabajaron toda la noche para terminar con las llamas en los más de 13 mil metros cuadrados ubicados al norte de la capital carioca. Desde Bomberos denunciaron ni bien llegaron al lugar que no era posible utilizar los hidrantes cercanos al museo.

Tras enterarse del comienzo del fuego, varios trabajadores se acercaron para tratar de salvar las piezas que pudieran. En un principio, la Policía Militar les impidió que entraran pero luego fueron llamados a ingresar en determinados espacios que todavía estaban a salvo para rescatar los objetos que pudieran.

La vicerrectora del museo, Cristiana Cerezo, se mostró muy conmovida y afirmó que había muchos productos inflamables en el interior del edificio. “Teníamos un plan para retirar esas sustancias del museo, pero desafortunadamente esta tragedia ocurrió antes. Estábamos trabajando con la actualización de la prevención de incendios, realizando entrenamientos; esto es muy triste”, dijo.

Por su parte, el ministro de Cultura, Sérgio Sá Leitao, reconoció que “la tragedia podría haber sido evitada”, explicó que los problemas del museo “se fueron acumulando a lo largo del tiempo” y recordó que en 2015, en el gobierno de la izquierdista Dilma Rousseff , “fue cerrado por falta de recursos para su mantenimiento”.

La historia

Fundado en 1818 y creado por el rey Juan VI, el Museo Nacional es uno de las más antiguos de Brasil, una importante institución científica con más de 20 millones de valiosas piezas.

La institución contaba con momias egipcias, otras de arte y artefactos grecorromanos, así como colecciones de paleontología como el esqueleto de un dinosaurio hallado en la región de Minas Gerais y el más antiguo fósil humano del actual Brasil, bautizado “Luzia”.

También contenía otros tesoros, como el mayor meteorito encontrado en el país, bautizado como ‘Bendegó’, que pesa 5,3 toneladas y que sobrevivió al fuego, y varias piezas que abarcan un periodo de casi cuatro siglos, desde la llegada los portugueses al actual territorio en el 1500 hasta la proclamación de la República en 1889.

“Hoy es un día trágico para Brasil. Se han perdido doscientos años de trabajo, de investigación y conocimiento”, afirmó el presidente Michel Temer en un comunicado de prensa.

Fotos: AP y REUTERS

Edición fotográfica: Fernanda Corbani

Deja un comentario