Aumenta a 50 la cifra de muertos de masacre en Nueva Zelanda

Aumenta a 50 la cifra de muertos de masacre en Nueva Zelanda
Numerosos ramos de flores son depositados el 16 de marzo de 2019 en un altar improvisado cerca de la mezquita Masjid Al Noor, escenario de una matanza a tiros el día anterior, en Chistchurch, Nueva Zelanda. (AP Foto/Vincent Yu)

CHRISTCHURCH, Nueva Zelanda (AP) — La cifra de muertos por los ataques ocurridos en dos mezquitas en Nueva Zelanda aumentó a 50 el domingo con el hallazgo de otra víctima cuando la policía retiraba cadáveres de ambos sitios.

El comisionado de la policía, Mike Bush, señaló que 36 personas continúan hospitalizadas y dos de ellas se encuentran en estado crítico.

Por su parte, las autoridades dijeron no creer que tres personas arrestadas hayan participado en los ataques a balazos atribuidos a un supremacista blanco de 28 años.

Los habitantes en Nueva Zelanda, conmovidos por los acontecimientos, se han acercado a los musulmanes en sus barrios y en todo el país con la firme determinación de mostrar su solidaridad con una comunidad dolida.

El presunto responsable, Brenton Harrison Tarrant, compareció el sábado en un tribunal en medio de fuertes medidas de seguridad, encadenado y con uniforme blanco de presidiario; no mostró emoción alguna cuando el juez le leyó un cargo de homicidio.

El juez afirmó que “es razonable asumir” que le serán fincados más cargos. Tarrant, que publicó en internet un manifiesto antiinmigrante y al parecer utilizó una cámara instalada en un casco para transmitir en vivo la matanza en la ciudad de Christchurch, al parecer hizo una señal con la mano, similar a la de OK asociada a nacionalistas blancos.

Debido a las matanzas perpetradas durante las oraciones del viernes, la primera ministra Jacinda Ardern, en una sentida reacción, dijo que lo sucedido era “uno de los días más oscuros de Nueva Zelanda” y agregó que el agresor australiano escogió el territorio neozelandés para perpetrar sus ataques “porque representamos diversidad, amabilidad y compasión.”.

Las autoridades recomendaron a los musulmanes no acudir a las mezquitas en tanto que la alerta de seguridad se mantenía en el segundo nivel menos alto debido a la matanza, la peor registrada en la historia moderna de Nueva Zelanda.

El agresor publicó un confuso manifiesto de 74 páginas en las redes sociales y se identificó como un australiano supremacista blanco que vengaría los ataques cometidos por musulmanes en Europa.

Transmitió en vivo durante 17 minutos la masacre en la mezquita Al Noor, donde atacó a los fieles con dos fusiles de asalto y una escopeta, con saldo de al menos 41 muertos. Más personas fueron asesinadas poco después en un segundo ataque en otra mezquita.

Advertisements

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: