Autor del ataque en Münster actuaba solo y tenía problema mental 

MÜNSTER, Alemania (Reuters) – El conductor de la furgoneta que atropelló a un grupo de personas sentadas en una terraza de un restaurante en la ciudad alemana de Münster el sábado actuó solo y tenía problemas de salud mental, dijo el ministro del Interior regional el domingo.

El hombre causó dos muertos y 20 heridos en el atropello delante del restaurante Grosser Kiepenkerl, un destino popular para turistas en el casco antiguo de la ciudad universitaria en el oeste de Alemania. Luego el conductor se suicidó a tiros.

“Ahora sabemos que con toda probabilidad era un atacante solitario, un alemán”, dijo a la prensa Herbert Reul, ministro del Interior de Renania del Norte-Westfalia, sede de Münster.

“Hay muchos indicios de que esta persona tenía anormalidades (psicológicas). Esto debe investigarse cuidadosamente”, dijo el alto cargo del gobierno regional.

No había evidencia de ningún vínculo con la militancia islamista y el sospechoso no era un refugiado, agregó.

La cadena de televisión pública ZDF dijo que la policía estaba registrando el apartamento del autor del atentado y que tenía contacto con extremistas de extrema derecha, pero hasta el momento no había evidencia de que él mismo fuera un extremista de extrema derecha.

En Berlín, en diciembre de 2016, un tunecino cuya solicitud de asilo fue rechazada y que tenía vínculos con militantes islamistas secuestró un camión y se estrelló contra un mercado navideño abarrotado. Doce personas, incluido el hombre que conducía el camión cuando fue secuestrado, fueron asesinados.

La policía dijo el domingo que todavía estaban investigando posibles motivos y que los investigadores forenses estaban rastreando la escena del ataque en busca de pistas.

El ministro del Interior federal, Horst Seehofer describió el ataque como un “crimen cobarde y brutal”.

“Nuevamente hemos experimentado que (…) la seguridad absoluta desafortunadamente no es posible”, dijo Seehofer, agregando que el gobierno haría todo lo posible para proteger a los ciudadanos.

La policía dijo que el conductor de la caravana tenía 48 años. El diario Frankfurter Allgemeine Zeitung informó que la persona en cuestión se llamaba Jens R. y residía a unos 2 kilómetros de la escena del crimen.

Deja un comentario