miles de manifestantes asistieron este viernes a la llamada tercera marcha más grande de Chile, en la céntrica Plaza Italia de Santiago, que a tres semanas de un estallido sin precedentes rebautizaron con un enorme lienzo “Plaza de la Dignidad”.

La protesta se realizaba de modo pacífico hasta que un grupo de violentos encapuchados inició una serie de saqueos de comercios y prendió fuego un edificio histórico de la Universidad Pedro de Valdivia. Debido a la gravedad del incendio, el cuerpo de Bomberos decretó la tercera alarma y ahora decenas de voluntarios se encuentran tratando de controlar las llamas, perceptibles desde diversos puntos de la capital.

Otra marea de manifestantes, en su mayoría jóvenes, desfiló frente al palacio de la presidencia La Moneda, entonando lemas contra el mandatario Sebastián Piñera, reclamando su renuncia e insultando a los policías que resguardaban el edificio.

Los incidentes violentos, liderados por encapuchados que se suceden desde el 18 de octubre, también han desinflado algunas de las convocatorias.

Anuncios

Por Redaccion

Deja un comentario