China libera a viuda de premio Nobel de arresto domiciliario

BEIJING (AP) — China permitió que la viuda del fallecido Nobel de la Paz Liu Xiaobo abandonase su arresto domiciliario el martes para viajar a Berlín, terminando así con ocho años de detención que sumieron a la poeta en una depresión y provocaron fuertes críticas al historial de derechos humanos de Beijing.

La liberación de Liu Xia, que nunca ha sido acusada de ningún delito, es el resultado de años de campañas de gobiernos y activistas occidentales y se produce a unos días del primer aniversario de la muerte del disidente Liu Xiaobo cuando cumplía una condena por incitación a la subversión.

“Mi hermana ya ha salido de Beijing para Europa a mediodía para iniciar su nueva vida. Gracias a todos los que la han ayudado y cuidado estos últimos años. Espero que de ahora en adelante su vida sea pacífica y feliz”, dijo el hermano de Liu Xia, Liu Hui, en una red social.

El primer ministro de China, Li Keqiang, está de visita en Alemania, un país que el pasado mayo dijo que acogería a la viuda luego de la publicación de una grabación en la que lloraba desesperada y decía que había perdido la esperanza de poder abandonar el país.

Amigos próximos a la poeta como Gao Yu, un veterano periodista en Beijing, y Wu Yangwei, más conocido por su seudónimo Ye Du, señalaron que Liu Xia viajó en un vuelo de la aerolínea Finnair a Berlín el martes en la mañana. Wu señaló que habló con el hermano mayor de Liu Xia, Liu Tong.

“Liu Xia ha estado aislada durante muchos años”, declaró Wu por teléfono desde la ciudad de Guangzhou, en el sur del país. “Espero que estar en un país libre le permita sanar sus arraigados traumas y heridas”.

Según sus amistades, Liu Xia había expresado su preferencia por ir a Alemania, donde tiene un círculo de amigos de la disidencia china y la literatura. La canciller Angela Merkel suele reunirse habitualmente con disidentes durante sus visitas al país y abordó el caso de Liu Xia con las autoridades cinas, incluyendo en su visita del pasado mayo, según personas familiarizadas con el asunto.

Tras la muerte de Liu Xiaobo, el ministro alemán de Exteriores, Sigmar Gabriel, instó al ejecutivo de Beijing a dejar que Liu Xia y su hermano abandonasen el país para viajar a Alemania.

China condenó a Liu Xiaobo en diciembre de 2009 a 11 años en prisión por incitar a la subversión contra el poder estatal luego de ayudar a escribir un manifiesto que podía la liberalización política y económica.

Un año después, y días antes de que se le concediese el Nobel de la Paz, un galardón que enfureció a Beijing, las autoridades chinas pusieron a Liu Xia bajo arresto domiciliario. La seguridad estatal apostó guardas las 24 horas del día en el exterior de su vivienda y le restringió el acceso a internet y al mundo exterior, permitiendo solo llamadas telefónicas ocasionales a un pequeño círculo de amistades.

Deja un comentario