Compañía de avión caído en Cuba tenía quejas

LA HABANA (AP) — La compañía mexicana propietaria del avión que se estrelló con 113 personas a bordo en Cuba recibió en la última década al menos dos quejas importantes sobre el desempeño de la tripulación, de acuerdo con autoridades en Guyana y un piloto retirado de la aerolínea Cubana de Aviación.

Las autoridades de Guayana prohibieron en 2017 que ese avión surcara el espacio aéreo de su país, después de que descubrieron que la tripulación permitía sobrecarga de equipaje en vuelos hacia Cuba, dijo el sábado a The Associated Press el director de Aviación Civil guyanés, capitán Egbert Field.

El avión Boeing 737 y la tripulación eran parte de la empresa Damojh, con sede en la Ciudad de México, y llegaban a ser alquilados por EasySky, una aerolínea de bajo costo de Honduras.

La aerolínea de Cuba, Cubana de Aviación, también rentó el avión junto con la tripulación de la aeronave que cayó el viernes poco después de haber despegado cerca de La Habana rumbo a la ciudad de Holguín, al este de la isla.

Un empleado de Damojh en la Ciudad de México rechazó hacer comentarios y se limitó a decir que la compañía haría cualquier declaración vía comunicados. Las autoridades mexicanas han dicho que Damojh contaba con los permisos necesarios para rentar sus aeronaves y en noviembre de 2017 había pasado el programa de verificación de mantenimiento.

El ministro del Transporte de Cuba, Adel Yzquierdo Rodríguez, dijo a periodistas el sábado que Cubana había rentado el avión por menos de un mes y tenían un acuerdo de que la empresa mexicana era responsable absoluto del mantenimiento del equipo. Armando Daniel López, presidente del Instituto de Aviación Civil de Cuba, dijo a la AP que las autoridades de la isla no habían recibido ninguna queja sobre el aparato.

Yzquierdo dijo que es común que Cuba rente aeronaves bajo diversas modalidades ante lo que describió como la dificultad de su país para comprar sus propios aviones debido al embargo económico de Estados Unidos a la isla. Cuba ha podido comprar aviones producidos en otros países, como Francia y Ucrania, sin embargo, han retirado de las operaciones a varios ante los problemas para darles mantenimiento, entre otras cosas.

“Es habitual que nosotros rentemos aviones”, dijo. “¿Por qué? Porque es conveniente y por el problema también del bloqueo que tenemos. No podemos comprar a veces los aviones que necesitamos y tenemos que rentarlos”.

Dijo que con Damojh, “la fórmula que esta tiene es que ellos se ocupan del mantenimiento del avión. Esa es su responsabilidad”.

Yzquierdo también dijo que la caja negra del avión había sido recuperada y que las autoridades cubanas habían accedido a una petición de Estados Unidos para que investigadores de Boeing viajaran a la isla.

La propietaria de un salón de belleza, Rocío Martínez, dijo que escuchó un sonido extraño y cuando miró al cielo vio que el avión tenía una turbina envuelta en llamas.

“Traía una turbina encendida, en candela”, dijo Martínez, quien agregó que el avión viró hacia el campo al que cayó, lo cual evitó que víctimas potenciales del área habitacional cercana.

Field, el oficial de Guyana, dijo a la AP que el Boeing 737, con matrícula XA-UHZ, había realizado cuatro rutas a la semana entre Georgetown y La Habana a partir de octubre de 2016. Los cubanos no necesitan visas para viajar a Guyana y ese lugar es popular entre los cubanos que trabajan como “mulas”, es decir que viajan con maletas repletas de diversas cosas de vuelta a Cuba, donde prácticamente escasean todos los productos y son más caros que en la mayoría de los países.

Después de que Easy Sky canceló una serie de vuelos en la primavera de 2017, lo cual dejó a cientos de cubanos varados en el principal aeropuerto de Guayana, las autoridades comenzaron a inspeccionar el avión y descubrieron que la tripulación cargaba cantidades excesivas de equipaje, lo cual les hizo pensar que la aeronave podría estar peligrosamente sobrecargada y desbalanceada. En una ocasión, las autoridades guyanesas localizaron maletas almacenadas en el baño del avión.

“Este es el mismo avión y la misma matrícula”, dijo el ministro guyanés de Infraestructura, David Patterson. Él y otras autoridades de su país dijeron que no sabían si la tripulación suspendida en mayo fue la misma que murió en el accidente del viernes. Damojh opera tres Boeing 737, dos 737-300 y el 737-201 que cayó en Cuba, según autoridades mexicanas.

Ovidio Martínez López, un piloto de Cubana de Aviación por más de 40 años hasta que se retiró hace seis años, escribió en Facebook que un avión rentado por Cubana a la compañía mexicana desapareció brevemente del radar en 2010 y 2011 cuando volaba sobre la ciudad de Santa Clara, lo cual provocó una reacción inmediata de las autoridades aéreas cubanas.

Como resultado, el capitán y el copiloto fueron suspendidos por graves asuntos técnicos y según Martínez, la autoridades sobre seguridad aérea de Cuba formalmente recomendó a Cubana que dejara de rentar aviones y la tripulación a Damojh.

Contactado por la AP en La Habana, Martínez confirmó sus comentarios en Facebook, aunque rechazó hacer más comentarios.

Las autoridades mexicanas dijeron que el Boeing 737-201 fue construido en 1979.

En noviembre de 2010, un vuelo de Global Air que salió de la Ciudad de México realizó un aterrizaje de emergencia en Puerto Vallarte debido a que el tren de aterrizaje no se desplegó. El fuego fue apagado rápidamente y ninguno de los 104 pasajeros a bordo resultaron lesionados. El avión fue un 737 que entró en servicio en 1975. Global Air es el nombre con el que también se conoce a Damojh.

Las autoridades aéreas mexicanas informaron que un grupo de sus expertos viajaría a Cuba el sábado para incorporarse a la investigación sobre lo ocurrido.

Anuncios

Deja un comentario