Cuatro grandes proyectos impactaron desarrollo de las comunidades

Cuatro grandes proyectos impactaron desarrollo de las comunidades

Desde el inicio de esta Ad­ministración se ha obser­vado un aumento sosteni­do en todas las inversiones del Instituto de Desarrollo Rural (Inder) a nivel nacional, sumando más de ¢57.730 millones en cuatro años, tanto en Fondo de Tierras como en Fondo de Desarrollo Rural. Para el 2017 se esperan haber ejecutado un total de ¢21.523 millones.

A lo largo del 2017 decenas de proyectos beneficiaron a las comunidades de nuestro país, pero especialmente cuatro representaron un fuerte impacto a nivel nacional. Se trata de la entrega de concesiones en franja fronteriza, los Centros de Procesamiento y Mercadeo de Alimentos, la medición en los territorios indígenas y la adquisición de fincas.

Para dar respuesta a las necesi­dades de seguridad de los vecinos, empresarios e instituciones, desde el 2016 el Inder confeccionó el nue­vo reglamento para otorgar dichas concesiones en zonas fronterizas. Se dio un proceso de consulta donde participaron los actores co­munales, habitantes de la zona sur e instituciones estatales y la Direc­ción Regional Brunca del Inder. Ac­tualmente se han entregado casi 500 concesiones. De esta forma, los ciudadanos, instituciones, empresas y organizaciones, pueden solicitar ante el Inder, predios para atender sus necesidades habitacionales, comerciales, de servicio, entre otros. La franja fronteriza se refiere a los dos kilómetros que discurren a lo largo de las fronteras del país, propiedad del Estado costarricense.

Los Centros de Procesamiento y Mercadeo de Alimentos (CEPRO­MA) ubicados en todo el país, han recibido una atención especial con el objetivo de darle un giro a dichos centros para aumentar la capacidad de procesamiento, al­macenamiento y comercialización de los productos generados. Para esto se ha realizado una inversión económica de la mano con capaci­taciones a los productores y admi­nistradores de los 19 CEPROMA de todo el país.

Desde el 2016, se inició el Plan Nacional de Recuperación de Territorios Indígenas liderado por el Inder. Se contrataron 17 profesionales y se les suminis­tró equipo para asumir una ta­rea pendiente desde hace casi 40 años. El plan se divide en tres etapas de dos años y cada una comprende 6 actividades. Se ha recopilado la documen­tación de nueve territorios, se han realizado más de 1223 cen­sos; se han colocado más de 58 mojones en dichos territo­rios, se han efectuado 561 le­vantamientos topográficos de fincas y ya se tienen listos 60 expedientes para determinar si a los ocupantes se les debe indemnizar o desalojar según corresponda.

Al asumir las riendas del Inder, la actual Administración Su­perior encontró que 14 fincas fueron compradas y no habían sido asignadas y menos tenían proyectos rurales tal y como lo establece la Ley 9036. Al cum­plirse casi 4 años, todas esas fincas ya fueron adjudicadas a beneficiarios y tienen impor­tantes proyectos productivos para el beneficio de sus fami­lias, como La Urraca en Carrillo; La Poma en Tilarán y Jilgueros en Nandayure entre otras.

Anuncios

Deja un comentario