[adinserter block=»7″]
[adinserter block=»9″]

Washington, 1 jun (Sputnik).- El Gobierno de EEUU desplegará más activos federales en todo el país para reducir la violencia vinculada a las recientes protestas contra el racismo, dijo este lunes la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, en una conferencia de prensa.

«Habrá recursos federales adicionales desplegados en todo el país. Habrá un centro de comando central en conjunto con los gobiernos estatales y locales que incluirá al general (Mark) Milley, al secretario (Mark) Esper y al (fiscal general William) Barr», dijo McEnany.

McEnany agregó que el presidente Donald Trump quiere que la Guardia Nacional, junto con las fuerzas del orden locales, «domine las calles» en las comunidades estadounidenses para restablecer la paz en medio de las violentas protestas.

Además, McEnany dijo que el foco de la llamada de Trump con los gobernadores de los estados este lunes fue alentar un mayor uso de la Guardia Nacional para restablecer el orden.

Este lunes por la mañana, el gobernador de Michigan, Gretchen Whitmer, dijo que la llamada de Trump con los gobernadores de los estados fue «profundamente inquietante», ya que pidió una represión más fuerte contra los manifestantes.

Los medios estadounidenses informaron, citando una grabación de audio de la conferencia telefónica, que Trump instó a los gobernadores a emitir sentencias de cárcel de diez años para los manifestantes que realizaron actividades criminales.

El presidente también mencionó que apoyaría a los estados que imponen leyes para criminalizar la quema de la bandera estadounidense, según los informes.

Manifestantes en todo Estados Unidos han protestado contra la brutalidad policial y el racismo desde el 25 de mayo después de que George Floyd, un hombre afroamericano desarmado de 46 años, murió bajo custodia policial en Minneapolis, Minnesota (centro-norte).

Las protestas se han convertido en disturbios violentos, con incendios provocados y saqueos generalizados. (Sputnik)