Washington, 11 ene (Sputnik).- Lisa Montgomery, condenada a muerte por un crimen perpetrado en 2004, cuando asesinó a Bobbie Jo Stinnet, que estaba embarazada, y le sacó al bebé de ocho meses del vientre, se transformará este martes en la primera mujer ejecutada en Estados Unidos en 68 años.

Inicialmente estaba previsto que Montgomery fuera ejecutada en Terre Haute, en el estado de Indiana (medio oeste), el 8 de diciembre de 2020, pero la sentencia fue suspendida porque sus abogados se enfermaron de covid-19.

La Oficina Federal de Prisiones reprogramó la ejecución para el 12 de enero, pero el 26 de diciembre el juez Randolph Moss anuló la orden por considerar que no se podía fijar una fecha mientras existiera una suspensión.

Sin embargo, un tribunal integrado por tres jueces de la Corte de Apelaciones del Circuito del Distrito de Columbia consideró un error la decisión de Moss y restableció la ejecución.

Montgomery será la primera mujer en recibir la pena de muerte desde Bonnie Brown Heady, que fue ejecutada el 18 de diciembre de 1953 por secuestro y asesinato.

EEUU tuvo en pausa las ejecuciones federales durante 17 años, pero a principios de 2020 el presidente Donald Trump ordenó su reanudación. (Sputnik)