28 dic (Sputnik).- La sensación de vulnerabilidad ante el covid-19 generó miedos en la gente en todo el mundo, que derivaron en este 2020 en una mayor xenofobia contra los migrantes, dijo a Sputnik la jefa de la misión de la OIM en Uruguay, Tanja Pacífico.

El aumento de la xenofobia contra migrantes respecto a años anteriores «se está viendo en todo el mundo, no solo en el continente americano; es algo muy humano, nos estamos enfrentando a algo desconocido (la pandemia de covid-19) y se entiende que la gente sienta miedo», indicó Pacífico a esta agencia.

La representante de la OIM (Organización Internacional para las Migraciones) contó que ese aumento de la xenofobia o discriminación al migrante, en la pandemia de covid-19, lo ven en Uruguay a través de denuncias que reciben de las personas extranjeras que asisten.

La OIM en Uruguay apoya a unos 400 migrantes por mes.

«En este momento escuchamos expresiones de xenofobia, racismo y discriminación que antes no se escuchaban tanto en Uruguay; también en redes sociales vemos expresiones muy feas», dijo Pacífico a esta agencia.

Algunas de las denuncias que la OIM recibió en el último tiempo de migrantes en Uruguay tienen que ver, por ejemplo, con personas que buscan alquiler y en el momento que el dueño de la casa se da cuenta que son extranjeros les dicen: «No, a migrantes no alquilo».

O, por ejemplo, migrantes que están trabajando y les dicen: «Mira, los clientes se quejan de tu acento así que no vas a tener contacto con la gente, por ejemplo personas que trabajan en supermercados», cuenta Pacífico.

También ocurre en la búsqueda de trabajo, que les dicen que prefieren tener empleados uruguayos.

Sin embargo, la representante de la OIM aclaró que no es un fenómeno único de Uruguay, sino que «siempre que hay una situación de emergencia y precariedad, como se está dando en este momento, hay un sentimiento de miedo, sentir que el migrante te podría estar robando, quitando algo que tendría que ser de los uruguayos».

Entonces, por ejemplo, contó que cuando la OIM brinda el servicio de canastas en comunidades de frontera hay personas que se acercan y preguntan: por qué les dan a los migrantes y no a ellos que son uruguayos.

«Para nosotros no es una cuestión de dar más al migrante sino de incluir a la persona migrante y asegurarnos que ellos también puedan recibir el mismo apoyo y los mismos servicios que las otras personas», explicó.

MIEDO AL CONTAGIO

Hay dos razones principales por las cuales se da un aumento de la xenofobia en esta pandemia, dijo la representante de la OIM.

«Por un lado, a veces la gente, sobre todo en frontera, identifica al migrante como un posible vector del virus; eso es algo que no es cierto, en el sentido que no hay ninguna relación entre la nacionalidad y el virus», indicó.

Por la buena gestión de la pandemia que tuvo Uruguay al principio, «hasta hace poco tiempo (en los últimos meses ha habido un aumento mayor de casos), había mucho de esa idea de que entonces el migrante puede ser un vector del virus, lo cual puede ocurrir con un uruguayo que esté volviendo del exterior, la nacionalidad no tiene nada que ver», dice Pacífico.

Y, por otro lado, hay un efecto social, agregó, en el sentido de que mucha «gente está impactada económicamente y psicológicamente, por lo que está pasando y eso se suma a una sensación de miedo, de desesperación, lo que lleva a sentir que si yo no estoy recibiendo algo cómo puede ser que un migrante lo pueda recibir».

MEDIDAS CONTRA LA XENOFOBIA

La OIM tiene pensado aplicar medidas para disminuir la discriminación y la xenofobia al migrante, no solo en Montevideo, sino en otros departamentos del país, en especial en zonas de frontera donde ha visto que el fenómeno ha sido mayor.

«Hay departamentos que no están acostumbrados a recibir flujos migratorios y ahora ya han enfrentado una situación donde llegan migrantes que quizás dan positivo al covid-19 y no tienen dónde quedarse, dónde aislarse. Entonces creemos que es importante apoyar el trabajo en estos departamentos», explicó.

Sin embargo, aclaró que las iniciativas que tienen pensadas siguen retrasándose por la pandemia.

«Tuvimos que rearticular muchas de las cosas que habíamos pensado como capacitaciones para periodistas en el interior y actividades sociales por no poder hacerlo en forma presencial», contó.

Pensaban realizar las actividades en forma presencial en noviembre, pero ahora las están rearmando para hacerlas virtual, aunque Pacífico afirma que no se logra el mismo impacto que con el cara a cara.

El covid-19 puso a prueba al mundo no solo en materia de salud sino en la forma de vincularse de los seres humanos. (Sputnik)