San Salvador, 29 may (Sputnik).- El ministro de Salud de El Salvador, Francisco Alabí, desmintió este viernes que la red hospitalaria nacional haya colapsado por el incremento de los casos de covid-19, pero admitió que el sistema está al límite.

«El sistema aún no ha colapsado, pero declaramos la Fase 3 (contagio masivo) ante la evidencia de que estamos al límite», declaró Alabí en rueda de prensa, en la que anunció medidas como el ingreso domiciliar para los casos leves y asintomático.

Según el más reciente balance del Gobierno de El Salvador, en total suman ya 2.278 casos confirmados, 1.647 sospechosos, 1.015 recuperados y 42 fallecidos por la enfermedad, que mantiene al país en estado de emergencia.

«En la fase 3 del contagio tenemos una situación compleja, hay un contagio masivo dentro del territorio y esa característica hace insuficiente al sistema de salud para brindar atención: El Salvador ya se encuentra en esta fase», agregó Alabí.

El funcionario informó que toda persona con síntomas de enfermedades respiratorias debe acudir a los centros de salud, para ser evaluado y diagnosticado, y el Sistema de Emergencia Médica será para pacientes en estado crítico.

El presidente Nayib Bukele admitió la madrugada anterior que el nuevo coronavirus fue más veloz que los equipos de búsqueda y contención, aunque señaló que la curva de contagios aún no se dispara.

«La curva de contagio aún no se dispara. Muchos países toman medidas drásticas en la Fase 3. Nosotros las tomamos mucho antes. Una cuarentena estricta de 15 días rompería la cadena de contagios», afirmó Bukele en su cuenta de la red social Twitter.

El Ministerio de Salud estipuló nuevas normas que el personal médico deberá acatar para el tratamiento de los casos en la Fase 3, decretada cuando la pandemia presenta un ascenso rápido en los contagios y, por ende, se saturan los hospitales. (Sputnik)

Anuncios

Por Redaccion

Deja un comentario