En lo que va de año se han producido 11 tiroteos en las escuelas estadounidenses

(Yahoo News) – Los dos estudiantes que fueron asesinados el martes por un compañero en un instituto de Benton, Kentucky, no fueron las primeras víctimas de este tipo de violencia en lo que va de mes. Hasta el momento, a lo largo de esta semana, se han producido tres tiroteos en centros escolares o sus alrededores. Asimismo, en las tres primeras semanas de 2018 han ocurrido otros ocho tiroteos.

Cada vez son más los casos de estudiantes que llevan un arma a la escuela y disparan contra sus compañeros o profesores, aunque no siempre sucede eso. Dos de los tiroteos de este mes se identificaron más tarde como suicidios. Y en otro caso, un hombre de 32 años le disparó a un autobús escolar con un arma de perdigones.

He aquí la lista completa de los tiroteos ocurridos en las escuelas en lo que va de año:

23 de enero: Instituto Marshall County en Benton, Kentucky

Un adolescente de 15 años abrió fuego dentro de la escuela, asesinando a dos menores e hiriendo a 16 personas.

22 de enero: Instituto NET Charter en Nueva Orleans, Luisiana

Una persona que conducía cerca de la escuela disparó contra un grupo de estudiantes en el estacionamiento. Solo un joven resultó herido.

22 de enero: Instituto Italy en Italy, Texas

Un joven de 16 años le disparó a una adolescente de 15 años en la cafetería. Lo arrestaron y a la joven la trasladaron por vía aérea a un hospital, donde se está recuperando y se encuentra “con buen estado de ánimo” desde el martes.

20 de enero: Universidad de Wake Forest en Winston-Salem, Carolina del Norte

Tras una discusión, un estudiante de 21 años de la Universidad en Winston-Salem fue asesinado a tiros durante una fiesta en dicha universidad.

15 de enero: Wiley College en Marshall, Texas

Dos personas que iban en un coche intercambiaron disparos con una tercera en el estacionamiento del campus. Nadie resultó herido, pero una bala terminó en un dormitorio donde se hallaban tres estudiantes.

10 de enero: Escuela Primaria Coronado en Sierra Vista, Arizona

Un joven de 14 años murió en el baño de la escuela por una herida de bala autoinfligida.

10 de enero: Grayson College en Denison, Texas

Un estudiante confundió un arma de entrenamiento con una real y disparó una bala a través de una pared de una clase. Ningún estudiante resultó herido.

10 de enero: Universidad Estatal de California en San Bernardino, California

Se realizó un disparo que rompió una ventana de una clase. Ningún estudiante resultó herido.

6 de enero: Autobús escolar en Forest City, Iowa

Un hombre de 32 años disparó un arma de perdigones contra un autobús escolar, destrozando una de las ventanas. Ningún estudiante resultó herido.

4 de enero: Instituto New Start en Seattle, Washington

Desde el exterior de la escuela, dispararon dos veces hacia el edificio. Ningún estudiante resultó herido.

3 de enero: Escuela primaria East Olive en St. John, Míchigan

Un hombre en el estacionamiento de la escuela llamó al 911 y dijo que era un suicida. Según los medios locales, estuvo hablando por teléfono durante horas con un funcionario del Condado, pero al final se disparó y murió como resultado de la herida de bala.

Con un recuento de casi 300 tiroteos escolares desde el año 2013, el país promedia un tiroteo escolar por semana, según reveló un informe de la organización pro control de armas Everytown for Gun Safety.

Everytown define un tiroteo escolar como la “descarga de un arma de fuego en vivo dentro de un edificio escolar, un campus o un terreno escolar”. Otros grupos amplían ese concepto incluyendo escenarios similares relacionados con las escuelas, como el caso del tiroteo dentro del autobús escolar.

En los casos de menores que han disparado un arma de fuego en la escuela y las autoridades han podido determinar dónde el niño obtuvo el arma, se descubrió que más de la mitad la había traído de casa, apuntó Everytown. También es bastante común que los tiroteos en las escuelas sean el resultado de la intensificación de confrontaciones o discusiones.

Los expertos también han comenzado a documentar los efectos sobre los estudiantes de los tiroteos fatales en las escuelas.

“Estos incidentes pueden influir en la decisión de los estudiantes de permanecer en la escuela, afectan sus habilidades cognitivas y determinan su comportamiento en la escuela”, concluyó un estudio realizado en 2015 titulado El efecto de tiroteos en los institutos y el rendimiento escolar.

Los autores, Louis-Philippe Beland y Dongwoo Kim, descubrieron que después de un tiroteo mortal disminuyen las matriculaciones en el noveno grado, así como las calificaciones en las pruebas estandarizadas de matemáticas e inglés. Lo más alarmante es que estos resultados se mantienen hasta tres años después del tiroteo.

Una cuarta parte de los padres de Estados Unidos confesaron que temen por la seguridad de sus hijos cuando están en la escuela, reveló una encuesta de Gallup realizada en agosto de 2017. La preocupación de los padres sobre la seguridad de los niños llegó a su punto máximo después del tiroteo de 1999 en Columbine y se ha disparado esporádicamente cuando se han producido otros tiroteos importantes en las escuelas.

Sin embargo, algunos temen que la necesidad de controlar las armas no haga el clamor suficiente como para llegar a una audiencia más amplia en Estados Unidos.

“Al pensar en las vidas afectadas, no debemos permitir que las noticias sobre los tiroteos escolares se conviertan en la normalidad”, dijo Connie Courtney, una voluntaria de Kentucky de Moms Demand Action, una organización que defiende un uso seguro de las armas.

Este problema no parece preocupar demasiado a la administración Trump. El presidente Donald Trump no ha abordado directamente ninguno de los 11 tiroteos que se han producido a lo largo de este año, aunque el año pasado twitteó sus condolencias por el horrible tiroteo masivo.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, dijo el martes que al presidente le habían informado sobre el tiroteo en Kentucky y que había ofrecido sus “pensamientos y oraciones”.

Willa Frej

HuffPost

Anuncios

Deja un comentario