Eran ríos impolutos, hoy son depósitos de basura en Bosnia

Eran ríos impolutos, hoy son depósitos de basura en Bosnia

VISEGRAD, Bosnia-Herzegovina (AP) — Ríos que supieron ser famosos por sus aguas cristalinas, que atraían a rafters, aventureros y pescadores, son hoy depósitos de basura en Bosnia-Herzegovina.

Botellas de plástico, barriles oxidados y viejas máquinas de lavar flotan en sus aguas.

Bosnia y otros países de los Balcanes occidentales han hecho poco y nada para construir un sistema efectivo de manejo de desperdicios y de protección ambiental, a pesar de que están tratando de ingresar en la Unión Europea y de adoptar algunas de las leyes y normas del bloque en ese terreno.

Ignorado durante las guerras de la década de 1990, los problemas de manejo de desperdicios han ido agravándose con el correr de los años en Bosnia, alcanzando niveles alarmantes en una región en la que abundan el desempleo y la pobreza y donde la corrupción frena la implementación de reformas. En lugar de ser reciclados, la mayor parte de los desperdicios terminan en vertederos improvisados y en ríos, contaminando tanto la tierra como el agua.

En el río Drina, que cruza Montenegro, Serbia y Bosnia, hay toneladas de basura acumulada cerca de una importante planta hidroeléctrica, creando enormes islas de basura que flota en la superficie. La gente de la zona dice que unas 800.000 toneladas de basura son sacadas del Drina todos los años.

“Esto es una catástrofe, créame.. ¡Una catástrofe!”, afirmó Alekxandar Mladic, residente de Visegrad, una ciudad sobre el río Drina en la parte oriental de Bosnia. “La gente tira de todo al río, no solo plástico. Hay cadáveres de animales, barriles… encuentras de todo allí”.

Los ministros del medio ambiente de Bosnia, Serbia y Montenegro se reunieron aquí en abril y se comprometieron a trabajar juntos para superar el problema. Activistas y residentes, sin embargo, dudan que se haga algo pronto. Después de todo, toma años planificar el manejo de desperdicios y una inversión importante.

Anes Podic, presidente de la organización ambientalista Eco Action, dijo que diariamente se vierten de 100 a 200 toneladas de desperdicios plásticos en Bosnia. Sostuvo que esa cifra es “enorme”. El gobierno sostiene que la ciudadanía es irresponsable en el manejo de la basura, según Podic.

En las riberas del río Bosna, cuya fuente se encuentra cerca de Sarajevo, la capital, y que recorre el centro del país, constantemente aparecen peces muertos. Hay grandes cantidades de basura acumulada en las ramas de los árboles y en cada curva del río.

El pescador Hamdija Kandic recuerda que pescaba bagres y otros peces en el río, pero que ahora “están muriéndose. Ya no queda casi nada”.

“Es culpa de la gente”, sostuvo Kandic, de 60 años. “No cuidamos de nuestros ríos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.