Barcelona (España) 20 mar (Sputnik).- España superó las 1.000 muertes de personas enfermas por el coronavirus, mientras que en el último día se registraron más de 2.800 nuevos contagios y los casos ya rozan la cifra de 20.000.

El último recuento ofrecido por el Ministerio de Sanidad del Gobierno español eleva a 19.988 los contagios por el coronavirus detectados hasta la fecha, 2.833 más que el día anterior, y contabiliza 1.002 muertes de personas infectadas, 235 de esas muertes se produjeron en un solo día.

Del total de casos registrados, el 52% se encuentran hospitalizados y 1.141 personas están ingresadas de gravedad en unidades de cuidados intensivos.

El covid-19 mantiene hospitalizadas a un total de 10.542 personas en toda España, mientras que 1.585 se recuperaron de la enfermedad y fueron dadas de alta.

Según los datos recabados por el Ministerio de Sanidad, cerca de la mitad de infectados (el 48 por ciento) son casos leves y están siendo atendidos a distancia desde sus domicilios, sin requerir ingreso hospitalario.

Por territorios, Madrid sigue siendo en número de contagios la comunidad autónoma más afectada por el coronavirus, con 7.165 casos y 628 fallecidos, mientras que las personas curadas ascendieron a 1.186.

La región de Cataluña cuenta ya con 3.270 casos y es el segundo territorio más afectado del país, aunque las muertes se sitúan muy por debajo de la capital, en 150.

Varias regiones superaron el millar de contagios, entre ellas País Vasco (1.465), Andalucía (1.287), Comunidad Valenciana (1.105), Castilla-La Mancha (1.044) y Castilla y León (1.147).

El director del centro de emergencias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, explicó en rueda de prensa que «es probable» que estos datos «infravaloren la transmisión total», pero «permiten conocer la evolución» de la propagación del virus.

El aumento de casos indica que «los días duros vienen ahora», destacó Simón, que pidió a la población extremar las medidas de precaución y cumplir con el confinamiento decretado por el Gobierno de España.

La previsión del Ministerio de Sanidad es que los casos de contagio sigan aumentando durante los próximos días hasta alcanzar el pico de la enfermedad.

España permanece en estado de alarma desde el 14 de marzo y como consecuencia la población está llamada al confinamiento domiciliario durante 15 días, aunque el Gobierno no descartó ampliar este periodo.

Además de la limitación de movimientos, el Gobierno mantiene suspendida toda la actividad educativa y parte de la actividad laboral, mientras que la mayoría de los comercios permanecen cerrados.

Las fuerzas policiales mantienen controles de entrada en las fronteras terrestres para impedir el paso de ciudadanos extranjeros y los aeropuertos vieron muy reducida su actividad habitual.

La última medida para frenar la transmisión del virus fue la imposición del cierre de todos los hoteles y otro tipo de alojamientos en el plazo de una semana. (Sputnik)

Anuncios

Por Redaccion

Deja un comentario