Madrid/Barcelona, 17 feb (Sputnik).- Las protestas convocadas en apoyo al rapero Pablo Hasel en Madrid y Barcelona terminaron en escenas de tensión y enfrentamientos con los cuerpos policiales, que cargaron contra los grupos de congregados.

En Madrid, centenares de personas se concentraron a partir de las 19:00 (hora local) en la céntrica Puerta del Sol para reclamar la libertad del artista, que ingresó en prisión por delitos de enaltecimiento al terrorismo e injurias a la corona en decenas de tuits y canciones.

El grupo convocado trató de salir de la plaza por las diversas salidas pero se topó con un fuerte cordón formado por agentes de la Policía Nacional.

Algunos asistentes arrojaron botellas a los efectivos policiales, que cargaron en respuesta y lograron contener a los manifestantes.

En Barcelona, la protesta comenzó en el Paseo de Gracia en un ambiente festivo, pero los manifestantes se desplazaron rápidamente hasta la cercana Plaza Urquinaona, uno de los habituales escenarios de protestas en la ciudad.

Allí comenzaron a formar barreras con contenedores ardiendo y mobiliario urbano, a la vez que agentes de los Mossos d’Esquadra trataban de dispersarlos.

La pasada noche, Barcelona y las ciudades catalanas de Lleida, Girona y Vic fueron escenario de fuertes disturbios que las autoridades catalanas calificaron de «violencia gratuita» e «injustificada».

El balance de los altercados fue de 18 detenidos y 55 personas heridas, entre ellas 25 agentes policiales, además de medio centenar de contenedores quemados y 40 locales saboteados en la capital catalana. (Sputnik)