Una fuerte lluvia acompañada de granizo sorprendió a los habitantes de varias partes de la Ciudad de México, quienes en plena primavera vieron delante de ellos y en pocos minutos un paisaje de invierno, con calles y autos cubiertos de blanco.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Anuncios

Deja un comentario