Redacción, 7 jul (Sputnik).- El Gobierno de Haití decretó este miércoles un duelo nacional durante 15 días en homenaje al presidente Jovenel Moïse, asesinado durante la madrugada.

«Decreto que declara el estado de sitio en todo el territorio de la República por un período de 15 días y duelo nacional del 8 al 22 de julio de 2021 en homenaje al presidente de la República», informó la cuenta oficial de comunicaciones del Gobierno en su cuenta de Twitter.

En el decreto se señala que se decreta el estado de sitio para recabar toda la información posible que permita la detención de los asesinos del presidente Moïse, informó el diario local Le Nouvelliste.

Asimismo, en la resolución se asegura que la fuerza pública permanecerá movilizada en todo el territorio para realizar «allanamientos en el domicilio de cualquier persona a fin de recabar toda la información que permita la aprehensión de los asesinos».

También prohibirá «todas las reuniones que considere susceptibles de provocar o mantener el desorden en el territorio de la República».

Moïse fue atacado a tiros en su residencia de Puerto Príncipe, capital del país caribeño; su esposa Martine resultó herida de gravedad y está hospitalizada, mientras que los hijos de la pareja están a salvo y en un lugar seguro, informó el primer ministro, Claude Joseph

Aún se desconocen las causas y los autores del magnicidio, pero Joseph hizo un llamado a la calma al pueblo haitiano, asegurando que se están tomando las medidas para la continuidad del estado de derecho.

Haití vive una creciente espiral de violencia desde febrero de 2019, cuando estallaron una serie de manifestaciones para reclamar la renuncia de Moïse, a quien los opositores achacaron la depreciación de la moneda local, el gourde, y el consiguiente aumento de la criminalidad.

Moïse era el presidente de Haití desde el 7 de febrero de 2017.

El asesinato del presidente de Haití se produce dos meses antes de las elecciones presidenciales y legislativas programadas para el 26 de septiembre.

La oposición haitiana reclamaba la salida del poder de Moïse, alegando que su mandato presidencial había concluido el pasado 7 de febrero, mientras que el presidente insistía en que su periodo de Gobierno concluía en febrero de 2022.

Para esa misma fecha estaba prevista la celebración de un referéndum que Moïse había convocado con la intención de aprobar una nueva Constitución para reemplazar la Carta Magna de 1987, la cual prohíbe la celebración de cualquier consulta para cambiar la ley fundamental.

La República de Haití, uno de los países más pobres del hemisferio occidental, se ha visto muy afectada por la crisis económica, agravada por la pandemia del covid-19. (Sputnik)