Teherán, 5 ene (Sputnik).- Irán anunció este domingo su renuncia a la «última limitación clave» prevista en el Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC) con respecto al número de centrifugadoras, indica una declaración del Gobierno del país persa.

«Irán renuncia a la última reducción clave práctica, referente a la cifra de centrifugas, prevista en el PAIC, como quinto paso de restricción de sus compromisos», indica el comunicado.

Teherán asegura, no obstante, que seguirá cooperando con el OIEA como antes, y está listo para volver al cumplimiento de sus obligaciones si se levantan las sanciones en su contra.

El Grupo 5+1 (China, EEUU, Francia, Reino Unido y Rusia más Alemania) e Irán firmaron en 2015, tras varios años de negociaciones, el llamado Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC), que imponía ciertas limitaciones al programa nuclear iraní para excluir su dimensión militar, a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales.

En mayo de 2018, EEUU rompió el Plan de Acción Integral Conjunto y empezó a imponer sanciones contra Irán con el argumento de que ese país seguía desarrollando armas nucleares.

Washington rechazó todos los informes del OIEA que confirmaban que Teherán estaba cumpliendo cabalmente los acuerdos.

En mayo de 2019, un año después de la retirada de EEUU, Irán comenzó a recortar gradualmente el cumplimiento de sus compromisos nucleares ante la falta de avance del resto de países signatarios para contrarrestar las restricciones norteamericanas. (Sputnik)

Deja un comentario