ROMA (AP) — Italia investigaba el martes el último rescate de migrantes ante la costa de Libia, en el que un buque italiano de una plataforma petrolera salvó a unos 60 migrantes, explicó el ministro de Transporte.

Danilo Toninelli prometió “castigar a los alborotadores” y elogió a la guardia costera italiana por hacerse cargo de los migrantes auxiliados por el remolcador Vos Thalassa. Toninelli tuiteó que los rescatados estaban “poniendo en peligro la vida de la tripulación” del buque.

El Thalassa intervino en el rescate en aguas libias el lunes en la noche pese a que los guardacostas de la nación del norte de África habían sido alertados del aviso de emergencia, reportó la agencia de noticias ANSA citando a funcionarios del Ministerio del Interior. Bajo el mando de su nuevo ministro del Interior contrario a la inmigración, Matteo Salvini, Italia intenta que sean las autoridades libias las que se ocupen de los rescates y lleven a los migrantes de regreso al país en lugar de permitirles viajar hasta Italia.

Salvini ya denegó el permiso de atraque a varios buques de ONGs tras rescates en el Mar Mediterráneo y quiere renegociar el mandato de las misiones de la Unión Europea en la zona para evitar que los barcos de Frontex descarguen a los refugiados en sus muelles.

El ministro tiene previsto llevar su campaña a la cumbre de ministros del Interior de la UE que se celebrará más tarde esta semana en Austria. Salvini se reunirá además con sus homólogos alemán y austriaco antes de la cita del jueves.

El gobierno populista de Austria, que ostenta la presidencia rotatoria de la UE, ha propuesto formar un eje conservador con socios de ideología parecida para reforzar las fronteras externas del bloque.

Aunque Italia recibió a más de 640.000 migrantes desde 2014, el número de llegadas se redujo este año en un 80% con respecto al año pasado, hasta casi 17.000. La mayoría de los migrantes, alrededor de 11.500, iniciaron su periplo en Libia.

Anuncios

Deja un comentario