Italia o la incógnita de quién será su presidente tras las elecciones

(El HuffPost) – Las elecciones del 4 de marzo en Italia difícilmente terminarán con un partido o una coalición con una mayoría necesaria para gobernar. Un grupo de líderes cansados, una campaña electoral de todo menos excitante —sin enfrentamiento y sin grandes mítines en las plazas italianas—, una opinión pública aturdida —los indecisos representan alrededor del 30%— y una ley electoral controvertida y poco eficaz son los principales elementos de un panorama que es de todo menos fácil de descifrar. Y los resultados son cada vez más inciertos.

Los últimos sondeos publicados, a dos semanas del voto, muestran una situación bloqueada. La coalición de centro derecha, formada por Forza Italia (Silvio Berlusconi), Lega Nord (Matteo Salvini) y Fratelli d’Italia (Giorgia Meloni), alcanzaría un dato de alrededor del 34-38%, lo que les daría ventaja pero no la suficiente para obtener la mayoría absoluta de escaños. El Movimiento 5 estrellas del líder en ascenso Luigi Di Maio sería el partido con más apoyo, pero no alcanzaría más de un 28-30%.

Silvio Berlusconi (Forza Italia).
Silvio Berlusconi (Forza Italia).

Por su parte, el Partido Democrático de Matteo Renzi pagaría la escasa aprobación del ex primer ministro, moviéndose entre el 20 y el 24%. En conjunto, la coalición de centro izquierda podría beneficiarse del resultado de Emma Bonino, con su lista +Europa. Aún así, los posibles apoyos a los miembros de la exponente exradical podrían dañar al Pd que ya está obstruido por la lista de izquierdas de Liberi e Uguali, que unifica a muchos exdemócratas enemistados con Renzi y que se estima que obtendrá alrededor de un 5%.

Deja un comentario