[adinserter block=»7″]
[adinserter block=»9″]

Beirut, 4 ago (Sputnik).- La mitad de la capital libanesa, Beirut, fue dañada por la explosión que se produjo este martes, declaró el gobernador de la ciudad, Marwan Abboud.

«Las consecuencias son graves. La mitad de los edificios en Beirut están dañados», dijo Abboud.

El gobernador calificó de «desastre nacional» la explosión que se produjo en Beirut.

«No sabemos cómo vamos a abordarlo», expresó.

El gobernador comparó la explosión con los bombardeos atómicos de Hiroshima y Nagasaki en agosto de 1945.

Además informó que se perdió la comunicación con una de las brigadas de bomberos que se dirigió al área de la explosión y su ubicación actualmente se desconoce.

Una potente explosión, precedida por un pequeño estallido, se produjo este martes en la zona del puerto de Beirut.

La Agencia Nacional de Noticias del Líbano informó que el epicentro de la explosión fue un almacén de pirotecnia, pero más tarde el jefe del Servicio de Seguridad del país, el general Abbas Ibrahim, negó esa versión y señaló que se detonaron otros explosivos que habían estado almacenados durante mucho tiempo.

La onda explosiva rompió los vidrios de las casas circundantes, así como de las viviendas a varios kilómetros del epicentro. Centenares de personas sufrieron lesiones causadas por fragmentos de vidrios rotos.

Los medios informaron que la explosión dejó una decena de muertos. (Sputnik)