[adinserter block=»7″]
[adinserter block=»9″]

1 jun (Sputnik).- Los empleados de la Organización Mundial de Salud (OMS) ya se encuentran en la ciudad de Mbandaka ubicada en el noroeste de la República Democrática del Congo (RDC) donde se detectó un nuevo brote de ébola.

Este lunes el Gobierno de la RDC declaró un nuevo brote de ébola en Mbandaka, provincia de Ecuador (noroeste) que ya provocó al menos cuatro muertos.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, confirmó en su Twitter el nuevo brote del ébola en la RDC al precisar que ya se detectaron seis casos, de ellos cuatro mortales.

«La OMS ya tiene personal en Mbandaka, está brindando ayuda a la RDC con el nuevo brote de ébola», tuiteó.

Agregó que «este brote es un recuerdo de que el covid-19 no es la única amenaza a la cual hace frente la gente. La OMS sigue monitoreando y respondiendo a muchas emergencias de salud».

Se esperaba que la RDC declarase la victoria sobre el Ébola el 13 de abril, pero el 10 de abril -52 días después de la recuperación del último enfermo- se registró un nuevo caso de contagio.

La enfermedad causada por el virus del Ébola es una infección aguda que afecta a las personas y a algunas especies animales. La epidemia del ébola sobrevino hace unos años en África Occidental y se extendió principalmente a tres países: Guinea, Sierra Leone y Liberia.

El actual brote del ébola en la República Democrática del Congo se produjo en julio de 2018, un año después la OMS calificó ese brote como emergencia a escala global.

La enfermedad, que se contrae mediante el contacto directo con órganos, sangre u otros líquidos corporales de las personas infectadas y con materiales contaminados, va acompañada de fiebre, debilidad y dolores musculares, vómitos, diarrea, erupciones cutáneas, disfunción renal y hepática y, en algunos casos, hemorragias internas y externas. (Sputnik)