Los investigadores de la Universidad Baylor detectaron una gigante anomalía de metal pesado en el manto de la Luna

Según la investigación, publicada en Geophysical Research Letters, probablemente, se trata de los restos de un asteroide pesado de níquel-hierro que chocó contra el lado lejano de la Luna y formó el cráter más grande del Sistema Solar, la cuenca Aitken, en el polo sur de nuestro satélite, hace unos 4.000 millones de años.

Los investigadores informaron que esta inusual masa pesa unos 2,18 trillones de kilogramos.

«Imagínense tomar una masa de metal cinco veces más grande que la Isla Grande de Hawái y enterrarla. Esa es aproximadamente la cantidad de masa inesperada que detectamos», dijo el autor principal de la investigación Peter James, profesor de geofísica planetaria.

En la zona de la cuenca Aitken, los investigadores notaron un aumento en el tirón gravitacional de la Luna.

Otra posible explicación de la anomalía, según los investigadores, es que el área es rica en óxidos, que probablemente se habrían formado a medida que el antiguo océano magmático de la luna se enfriaba y solidificaba.

Según el investigador, la Cuenca de Aitken es «uno de los mejores laboratorios naturales para estudiar eventos de impacto catastrófico, un proceso antiguo que dio forma a todos los planetas rocosos y lunas que vemos hoy».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.