Manifestantes cortan rutas en Honduras contra reelección presidencial

Policías y soldados intentan despejar las rutas bloqueadas por manifestantes, el 20 de enero de 2018 en Tegucigalpa (AFP | Johny MAGALLANES)

(AFP) – Cientos de manifestantes bloquearon este sábado múltiples carreteras de Honduras y se enfrentaron a la policía, en contra de la próxima toma de posesión del reelegido presidente Juan Orlando Hernández al cuestionar su victoria.

“Se han registrado algunas tomas de carreteras a nivel nacional, pero se están despejando en forma pacífica” por las autoridades, dijo a la AFP el portavoz militar, teniente José Coello.

La izquierdista Alianza de Oposición Contra la Dictadura convocó a sus partidarios a impedir la asunción de Hernández el 27 de enero bloqueando carreteras, accesos a aeropuertos, puertos y fronteras.

Alega que hubo “fraude en las elecciones” y reclama el triunfo de su candidato Salvador Nasralla, un popular presentador de televisión de 64 años.

Desde el viernes, el gobierno desplegó a miles de militares y policías en el país para disuadir a los manifestantes.

– Gases lacrimógenos y piedras –

El portavoz policial, Jair Meza, informó una policía y un militar fueron lesionados con piedras en Colón, otro agente resultó herido en Taulabé (unos 100 km al norte de la capital) y que al menos siete manifestantes fueron arrestados en diferentes zonas del país.

Manuel Zelaya, el expresidente derrocado en 2009 y coordinador de la alianza de izquierda, aseguró a la AFP que las fuerzas de seguridad mataron a un hombre de 60 años, identificado como Anselmo Villarreal, en la comunidad de Sabá (Colón).

“La gente dice que escucharon una ráfaga de tiros y el hombre cayó herido y se desangró”, denunció.

Naciones Unidas lamentó la muerte de hondureño y llamó a investigarla y prevenir la violencia.

“Lamentamos la muerte violenta de (…) Villarrreal en Sabá, Colón. Llamamos a (realizar la) investigación del caso y a tomar pasos para prevenir la violencia”, comunicó en Twitter la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH).

La OACNUDH había pedido anteriormente en un comunicado a las fuerzas del orden que se abstuviera de “hacer uso excesivo de la fuerza”.

Los manifestantes, que denuncian fraude en las elecciones del 26 de noviembre del año pasado, intentaron bloquear la salida al este de la capital.

Fueron dispersados por policías antes de quemar llantas, aunque minutos después regresaron y terminaron siendo reprimidos por gases lacrimógenos. Respondieron lanzando piedras y reagrupándose en otro lugar, una maniobra que reiteraron varias veces.

El departamento de Colón (noreste) fue uno de los más afectados por las protestas, aunque los manifestantes accedieron a retirarse después de incendiar neumáticos, según la prensa local.

Coello informó que las autoridades decomisaron varios cargamentos de neumáticos que iban a ser usados para efectuar los bloqueos.

– Más protestas –

Organismos de derechos humanos señalan que más de 30 manifestantes han muerto durante las protestas iniciadas tras las elecciones, mientras la policía reporta tres fallecidos.

Zelaya y Nasralla llamaron a extremar las protestas hasta el 27 de enero.El pueblo “jamás va a aceptar una fraudulenta imposición de un inescrupuloso que ha traicionado, conspirado contra la voluntad popular y ahora asesinando, ejecutando personas que protestaban”, afirmó la alianza en una declaración.Zelaya avanzó que sus partidarios volverán a salir a las calles en una gran manifestación frente al edificio legislativo.Cuello indicó que los hondureños tienen derecho a manifestarse pacíficamente, pero deben despejar las vías para garantizar la libre circulación.- Ceremonia de traspaso -La Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina), que agrupa a policías, militares y operadores de justicia, advirtió que “tiene la potestad de proceder al desalojo de manifestantes que persistan en violentar los derechos individuales” y realicen actos contra la propiedad.El gobierno anunció que la toma de posesión consistirá en un acto sencillo, sin presencia de dignatarios de otros países.Según fuentes políticas, el gobierno está preparando cuatro escenarios para la ceremonia -el Estadio Nacional y tres auditorios-, anticipando alternativas ante eventuales protestas ese día.

Deja un comentario