Santiago, 22 oct (Sputnik).- La Fiscalía de Chile imputó a un infante de Marina este martes acusándolo de cuasidelito de homicidio, tras haber arrollado a una persona en la ciudad de Talcahuano (sur).

«Por cuasidelito de homicidio de un joven de 23 años fue formalizado un infante de Marina en Talcahuano», informó el fiscal Julián Muñoz en conferencia de prensa.

La situación se originó el lunes, cuando efectivos de la Armada de Chile se encontraban realizando labores de vigilancia y patrullaje abordo de un camión militar en la ciudad de Talcahuano en el marco de la jornada de protesta, cuando arrollaron a Manuel Rebolledo, un joven de 22 años que se encontraba en el lugar.

Según la Fiscalía, el conductor del camión habría ingresado a un lugar no habilitado, abandonando la calzada y entrando a un sector que no constituía vía de tránsito, «en ese contexto, se entiende que no condujo con el debido cuidado», agregó el fiscal.

El tribunal que recibió el caso decretó las medidas de arraigo nacional y firma mensual para el ahora formalizado, y estableció un plazo de investigación de cuatro meses.

El artículo 229 del Código Procesal Penal de Chile define a la formalización como «la comunicación que el fiscal efectúa al imputado, en presencia del juez de garantía, de que desarrolla actualmente una investigación en su contra respecto de uno o más delitos determinados».

Su muerte es parte de un listado de 16 personas que fallecieron durante las masivas protestas en Chile: 11 murieron calcinadas al interior de supermercados saqueados e incendiados; uno falleció electrocutado en el Barrio Franklin de Santiago; tres jóvenes murieron asesinados por disparos, uno de los cuales se confirmó que recibió un tiro de un militar.

El gobierno chileno, no obstante, reconoce un total de 15 muertos, aunque la cancillería de Colombia confirmó el deceso de un connacional.

Las movilizaciones comenzaron el lunes 14 de octubre en Chile debido al alza del precio del pasaje del Metro de Santiago, y a pesar de que el sábado el presidente Sebastián Piñera anunció que no se aplicará el aumento, las protestas continuaron.

El sábado 19, las manifestaciones se extendieron a todo el país y se tornaron mucho más intensas, incluyendo barricadas, saqueos e incendios, y para combatir a los manifestantes, el Gobierno invocó la Ley de Seguridad del Estado, decretó Estado de Emergencia en las principales ciudades del país e instauró toque de queda en las principales urbes como Santiago, Valparaíso, Rancagua y Concepción.

El Estado de Emergencia es la medida que faculta al Gobierno a desplegar al Ejército y a las Fuerzas Armadas en las calles, cuya presencia generó rechazo y resquemor entre los ciudadanos.

zzz/fb/rb

Por Redaccion

Deja un comentario