Más de mil tortugas marinas aturdidas por el frío en Florida
Esta fotografía proporcionada por el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS por sus siglas en inglés) muestra a la científica Margaret Lamont al timón de un bote en el que traslada a 52 tortugas que quedaron aturdidas por el frío en la Bahía de St. Joseph en Florida. (USGS vía AP)

TAMPA, Florida, EE.UU. (AP) — Más de 1.000 tortugas marinas que quedaron aturdidas y paralizadas por temperaturas inusualmente frías fueron rescatadas de las aguas de la costa de Florida este mes.

Margaret Lamont, experta en tortugas marinas para el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés), dijo que las tortugas aturdidas por el frío comenzaron a aparecer a principios de enero en la Bahía de St. Joseph, en la costa del norte del estado, a medida que las temperaturas heladas se apoderaban de la región y la temperatura del agua en el Golfo de México se desplomaba.

“Ahora son más de 1.000, tal vez hasta 1.100”, señaló al diario Tampa Bay Times, refiriéndose al número de tortugas que se habían recolectado de la bahía hasta el momento.

Normalmente ese número es de unas 30 a 40.

Lamont agregó que muchos de los reptiles aturdidos son tortugas verdes jóvenes, junto con algunas tortugas del tipo Kemp y una tortuga carey. Las tortugas de Kemp y carey están clasificadas como especies en peligro de extinción.

Los reptiles son de sangre fría, lo que significa que reducen su actividad cuando hace frío. Sin embargo, cuando las temperaturas descienden por debajo de los 10 grados centígrados (50 grados Fahrenheit), las tortugas se vuelven incapaces de nadar o de levantar la cabeza por encima del agua para respirar, por lo que pueden ahogarse.

Los voluntarios llevan a las tortugas rescatadas al Parque Marino del Golfo para su rehabilitación.

Este no es el primer inverno en el que cientos de tortugas necesitaron ayuda. En el invierno de 2010-11, cerca de 1.700 reptiles fueron rescatados durante una prolongada ola de frío y 400 murieron luego de que fueron arrastradas en la costa.

Este año, los voluntarios llegan al océano para tratar de rescatar a las tortugas antes de que sea demasiado tarde.

“Es muy difícil”, comentó Lamont al periódico. “Y realmente es inspirador ver que las personas están dispuestas a hacerlo para salvar a estos animales”, agregó.

Anuncios

Deja un comentario