Ciudad de México, 21 jun (Sputnik).- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, confirmó este lunes que fueron 14 las personas asesinadas el sábado en Reynosa (noreste), luego de que grupos armados dispararan indiscriminadamente a civiles en varios puntos de la ciudad.

«La información que quiero transmitir a ustedes es que hechos lamentables en Reynosa, Tamaulipas, le costaron la vida a 14 personas inocentes. Todo indica que no fue un enfrentamiento, sino que fue un comando que disparó a gente que no estaba en plan de confrontación. Es un ataque cobarde que quita la vida a personas inocentes», dijo el mandatario en conferencia de prensa.

El jefe de Estado envió un mensaje de pésame a los familiares, y pidió al consejero jurídico de la presidencia, Julio Scherer Ibarra, que haga gestiones en la Fiscalía General de la República para que «atraiga el caso», al ámbito federal.

El objetivo es que «se inicie una investigación a fondo para conocer los motivos y castigar a los responsables».

Después de los ataques fue desplegado un operativo con elementos del Ejército, la Guardia Nacional, la Policía Estatal y la Fiscalía.

El Grupo de Coordinación para la Construcción de la Paz de Tamaulipas, que aglutina a las fuerzas de seguridad en la zona fronteriza informó el domingo de otras cuatro personas fallecidas en Reynosa, además de las 14 personas muertas en los ataques con armas de fuego en tres localidades y un retén policial cerca del puente fronterizo con EEUU.

Durante el patrullaje posterior a los ataques fueron interceptados varios sujetos en vehículos que participaron en los homicidios.

«Al ser localizados, los individuos opusieron resistencia y agredieron a personal policial, el cual repelió la agresión, murieron cuatro de los civiles armados», dice el parte policial que elevó a 18 la cantidad de muertos.

En la operación también fue detenida una persona que llevaba en el baúl de un auto a dos mujeres secuestradas y un arma de fuego de largo alcance.

En la misma conferencia de prensa, la secretaría federal de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez, informó que en los primeros cinco meses de este año los homicidios dolosos tuvieron una disminución en todo el país de 2,9 por ciento con respecto al mismo periodo de 2020.

El total de homicidios dolosos en todo el país aumentaron durante mayo de 2021, al pasar de 2.861 en el mes de abril a 2.963, indica el informe mensual oficial.

Cinco de los 32 estados de la federación mexicana acumulan el 50 por ciento de las víctimas de homicidios dolosos: Guanajuato, Jalisco, Michoacán y el Estado de México, en el centro del país; y Baja California y Chihuahua en el noroeste, entidades fronterizas con EEUU. (Sputnik)