[adinserter block=»7″]
[adinserter block=»9″]

Ciudad de México, 23 jun (Sputnik).- Un sismo de magnitud 7,5 se registró el martes por la mañana en el sur de México, que causó al menos cuatro fallecidos y daños menores, informó la Coordinación Nacional de Protección Civil.

«Daños menores en viviendas, alertas de tsunami por posible variación en el nivel del mar y cuatro personas fallecidas, es el saldo preliminar del sismo con magnitud de 7,5 que se registró este martes 23 de junio a las 10:29:02 horas (15:29 GMT) a 23 km al sur de Crucecita Oaxaca», dijo la entidad en un comunicado.

El epicentro se localizó en la zona costera, cerca de las turísticas bahías de Huatulco.

Todos los fallecimientos ocurrieron en el estado de Oaxaca, donde se registró el epicentro del sismo, a 10 kilómetros de profundidad.

Los daños y derrumbes causados obligaron a las autoridades a cerrar la carretera 190, que atraviesa los estados de Puebla, Oaxaca y Chiapas y continúa en Guatemala, fronterizo con México.

Una mujer murió por un derrumbe en el municipio de Santa María Huatulco, un hombre de 70 años falleció en el municipio de San Juan Ozolotepec por caída de un techo, indica el informe oficial.

Otro hombre perdió la vida en San Agustín Amatengo por caída de barda y un trabajador de la estatal Petróleos Mexicanos pereció en un hospital luego de ser trasladado al caerse de una estructura durante el sismo.

Entre los lesionados está una persona en el municipio de San Juan Ozolotepec, por el derrumbe de cerro, y otra por un principio de incendio en una refinería de Pemex del municipio de Salina Cruz, en las costas de Oaxaca en el Pacífico.

Iglesias, viviendas y edificios sufrieron daños en sus fachadas y estructuras tanto en Oaxaca como en el central Estado de México y en la Ciudad de México, donde también se registraron dos lesionados.

DECLARATORIA DE EMERGENCIA

Por su parte, el Gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, pidió a la unidad federal de Protección Civil de México que emita una declaratoria de emergencia para ese estado por el sismo.

«Solicité oficialmente la Declaratoria de Emergencia al titular de la Coordinación Nacional de Protección Civil, David León», publicó Murat en sus redes sociales.

La medida fue solicitada para «alrededor de 50 municipios» en ese estado montañoso habitado sobre todo por comunidades indígenas, que tiene en total 570 municipios.

La declaratoria de emergencia es necesaria para activar el Fondo de Desastres Naturales con fondos federales.

Una alerta de tsunami por posible variación en el nivel del mar fue emitida para las costas del sur de México y para Centroamérica, frente al Pacífico.

Pero los oleajes no superaron elevaciones superiores a un metro de altitud.

El director del Centro de Tsunamis del país, capitán de navío Miguel Ángel Reyes Martínez, dijo a Sputnik vía telefónica que «lo que está procesado de olas es pequeño, un metro para Acapulco, 50 centímetros para Oaxaca y un poquito menos para Chiapas, no son severas, pero por la variación definitivamente se considera un pequeño tsunami».

MOVIMIENTO OSCILATORIO Y TREPIDATORIO

El sismo se sintió «muy fuerte» en la ciudad de Oaxaca (sur), como un movimiento «oscilatorio y trepidatorio», dijo a Sputnik el jefe del Departamento de Operaciones y Fuerza de Tarea de Protección Civil de la capital del estado del mismo nombre, Fausto Martínez Chávez.

«Todos los sismos se presentan con movimientos con características oscilatorias y trepidatorias, pero a mayor cercanía del epicentro se siente como si nos golpean las plantas de los pies», dijo vía telefónica el alto funcionario de la ciudad colonial donde viven más de 270.000 personas.

Explicó además que las ondas sísmicas se propagan generando movimientos horizontales y verticales del suelo, pero en los lugares cercanos al epicentro, el movimiento vertical es mayor que las ondas horizontales, «con movimiento trepidatorio», mientras que en zonas alejadas como la región central y la Ciudad de México la sensación fue oscilatoria.

CRISIS NERVIOSAS Y DAÑOS MENORES

Escenas de pánico se vivieron en la ciudad colonial, del siglo XVI, localizada a 550 kilómetros por carretera al sur de la capital mexicana, declarada «Patrimonio Mundial de la Humanidad» desde 1987, por Naciones Unidas.

«Afortunadamente, solo se presentaron crisis nerviosas entre la ciudadanía» prosiguió el funcionario de la fuerza de tarea de Protección Civil.

Las unidades de socorristas detectaron «afectaciones en inmuebles muy antiguos, en la parte de Centro Histórico, con algunos desprendimientos de fachadas, sin poner en riesgo las estructuras de los inmuebles».

Los daños más importantes a la infraestructura son cortes de las carreteras que bajan desde la ciudad de Oaxaca hacia las costa del Pacífico.

Esas rutas se dirigen al istmo de Tehuantepec y Puerto Ángel, a unos 200 kilómetros atravesando la Sierra Madre.

El sismo causó un principio de incendio en una refinería de la empresa estatal Petróleos Mexicanos en Salina Cruz, en la costa, que dejó una persona lesionada.

El resto de instalaciones en el estado de Oaxaca operan de forma normal. (Sputnik)