De acuerdo con este reporte, un 37% de los casos positivos del virus están concentrados en la capital de Managua seguido por las ciudades de Masaya, Matagalpa, Chinandega, León y Granada, según datos publicados este viernes por el Observatorio Ciudadano.

El Observatorio también confirmó por medio de sus redes territoriales —localizadas alrededor del país— la muerte de 297 enfermos y el contagio de 1.700 personas desde el 5 hasta el 12 de junio, dato que significa un aumento del 43%, en comparación con la semana anterior.

Las cifras publicadas por esta institución distan de los últimos datos emitidos por el Ministerio de Salud (Minsa) que hasta el 6 de junio registró 1.464 casos positivos y 55 muertes a causa del COVID-19.

Sobre este tema, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) reconoció su preocupación ante el aumento de casos de Covid-19 reportados en este país y su posible afectación a países vecinos de la región.

La jerarca aseguró que la situación actual en Nicaragua es «difícil de controlar» ante la falta de acciones que ha tomado el gobierno de frente a la crisis del Covid-19.

Según Etienne, cuando se pierde el rastro al virus, no se puede evitar que la transmisión continúe.