[adinserter block=»7″]
[adinserter block=»9″]

PANAMÁ (AP) — Los migrantes varados en una zona inhóspita al este de Panamá arreciaron su exigencia de que los dejen seguir su ruta al norte del continente luego que el país centroamericano levantó una prolongada cuarentena a inicios de esta semana.

Las autoridades informaron el miércoles que los extranjeros amagan con realizar actos de violencia en la comunidad de Peñitas, en la provincia de Darién, donde casi 2.000 permanecen confinados en un albergue temporal debido a la pandemia del nuevo coronavirus que ha infectado a un grupo de ellos.

“Hoy día los migrantes amenazan con quemar la estación de Peñitas y poner en riesgo no sólo su vida sino la de los pueblos aledaños, por lo que no permitiremos que esta situación suceda”, informó el Servicio Nacional de Fronteras de Panamá -la policía fronteriza- cuyo subdirector se movilizó temprano a esa comunidad para calmar los ánimos.

The Associated Press consultó sobre el tema a la representación de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en Panamá, que colabora en la atención de esos extranjeros, pero no obtuvo respuesta de inmediato.

Los migrantes, incluidos haitianos, cubanos y de naciones africanas y asiáticas, quedaron atrapados en puestos de recepción temporales en Darién por las medidas de contención sanitarias después de cruzar la peligrosa jungla de esa provincia tras ingresar por la frontera con Colombia.

Si bien Panamá relajó notablemente el lunes las restricciones a la movilidad impuestas desde fines de marzo y mantiene sólo un toque de queda por las noches, los migrantes aún no pueden salir porque las fronteras en Costa Rica y Nicaragua siguen cerradas, según las autoridades.

Además del creciente malestar de los migrantes, Panamá también está presionada por organismos internacionales de justicia y defensa de los derechos humanos para que proteja la salud y vida de los extranjeros en medio de la pandemia. La víspera se informó que hay 15 migrantes con coronavirus, lo que sugiere una baja respecto de los casos reportados en semanas recientes. No se han informado decesos.

Panamá es el país que más contagios y muertes por coronavirus ha reportado hasta ahora en América Central, con más de 4.200 casos activos y 352 fallecimientos hasta el martes.