Trump dice que no tuvo tiempo de conseguir un regalo de cumpleaños para Melania

(Yahoo News) – La calidad de la relación entre el presidente Donald Trump y su esposa Melania ha sido objeto de continua especulación y cotilleo. Tanto por los efectos que en ella han tenido, o habrían tenido, los continuos escándalos de índole sexual del hoy presidente como por las frecuentes muestras de desencuentro y hasta de desdén que se han visto públicamente entre ambos.

Un dato más lo acaba de dar el propio Trump en una intervención telefónica en el programa Fox & Friends, del que al parecer es televidente asiduo y desde el que recibe simpatías. Al abrir la entrevista Trump felicitó a su esposa por su cumpleaños y cuando se le preguntó que le había dado de regalo dijo que no quería meterse en problemas pero ha estado “muy ocupado para ir a buscar regalos”. Pero sí dijo que le había enviado una “hermosa tarjeta, hermosas flores”, para luego pasar a hacer loas de la reciente visita de estado del presidente francés Emmanuel Macron, al parecer en alusión al exitoso trabajo de organización que Melania hizo al respecto.

En todo caso, imágenes y videos de Trump tomado de manos y abrazado frecuentemente con Macron contrastaron con otros en los que se ve a Melania evitando entrelazar sus dedos con los de su marido. Todo ello se volvió viral en redes sociales y dio nuevo vigor a quienes suponen que existe alguna suerte de muro, y no precisamente fronterizo, entre la primera pareja.

Melania cumplió 48 años y si bien muchos maridos con frecuencia se olvidan o minimizan el ofrecerle un regalo de cumpleaños o de otro aniversario a sus esposas, no sería la primera expresión de distancia que se ha podido apreciar entre el presidente y la primera dama. Ha sido usual, por ejemplo, que  él simplemente avance solo y deje atrás a su esposa, incluso en momentos protocolarios ante dignatarios, y ciertamente las expresiones públicas de afecto entre ambos han lucido más bien rígidas.

Melania Trump organizó una exitosa recepción de estado al presidente de Francia, Emmanuel Macron. Donald Trump exaltó esa visita. (Archivo Yahoo)
Melania Trump organizó una exitosa recepción de estado al presidente de Francia, Emmanuel Macron. Donald Trump exaltó esa visita. (Archivo Yahoo)

Con todo, cada uno tiene sus modos de dar y recibir cariño y hay quien dirá que el que no se haya olvidado alguna vez de dar un presente o una felicitación a un ser querido que arroje la primera piedra.

Pero si de piedras, o cariños, se trata, un singular revire fue el que realizó Pete Souza, quien fue el fotógrafo jefe de la Casa Blanca durante los gobiernos de Ronald Reagan y Barack Obama. Así, para ilustrar que con todo y sus severas y numerosas ocupaciones un presidente en efecto puede dedicar tiempo para dar y regalar a su esposa, Souza publicó en Instagram una afectuosa foto de Obama y su esposa Michelle, en el momento en que él le canta a ella el ‘Feliz cumpleaños’ en la Casa Blanca, en el a la vez cercano y lejano año de 2013.

Lo que Trump ciertamente no dejó de hacer en esa entrevista con Fox & Friends fue practicar la autoexaltación, pues dijo que toda Francia quedó “hechizada” por la recepción que le dio a Macron, que en su gobierno ha logrado mucho, calificó su desempeño con un 10 (“A+”), volvió a negar que hubiese habido colusión de su campaña con Rusia, justificó el despido de James Comey del FBI, aceptó (una primicia) que Michael Cohen lo representó en el asunto de la actriz porno Stormy Daniels y fustigó a unos y otros, remontándose incluso a defender su inobjetado triunfo electoral de 2016 y a quejarse de la cobertura de NBC y CNN.

Los arrebatos de Trump son ya conocidos, pero hay quien se preguntará si no podría haberse contenido un poco en TV para abrir algo de tiempo en su agenda de trabajo y alegatos para conseguirle un mejor regalo a Melania. Y algunos comentarán que pedirle peras al olmo es más fácil que lograr que Trump le preste atención a otros por encima de sí mismo.

O quizá Melania quedó tan fascinada con la tarjeta y las flores que su esposo le dio de cumpleaños como toda Francia con la recepción que ella, ciertamente con éxito, le prodigó al presidente Macron.

Deja un comentario