[adinserter block=»7″]
[adinserter block=»9″]

Washington, 24 ago (Sputnik).- El presidente de EEUU, Donald Trump, anunció el viernes que los aranceles a productos chinos por valor de 300.000 millones de dólares que comenzarán a regir desde el 1 de septiembre serán de 15 por ciento, en lugar del 10 por ciento dispuesto meses atrás, en el marco de una serie de medidas de retaliación comercial a Pekín.

«Adicionalmente, los restantes 300.000 millones de dólares en bienes y productos de China que iban a ser gravados desde el 1 de septiembre a 10 por ciento, serán gravados a 15 por ciento. Gracias por su atención en este asunto», indicó el presidente en su cuenta de Twitter.

El presidente también dispuso que los gravámenes a otro conjunto de importaciones chinas por valor de 250.000 millones de dólares que estaba previsto entraran en vigor desde el 1 de octubre suban de 25 por ciento a 30 por ciento.

Trump se quejó de una «relación comercial injusta» y añadió que «China no debió haber impuesto nuevos aranceles (políticamente motivados) a bienes de Estados Unidos por 75.000 millones de dólares».

Más temprano, las autoridades chinas anunciaron medidas de retaliación a los aranceles estadounidenses adoptados con anterioridad.

«El comité para aranceles del Consejo de Estado de China decidió imponer gravámenes adicionales del 10 por ciento y el 5 por ciento a importaciones de artículos estadounidenses por 75.000 millones de dólares», dice un comunicado oficial.

Los aranceles se aplicarán a 5.078 artículos a partir de las 00.00 hora Pekín del 1 de septiembre y del 15 de diciembre (16.00 GMT del 31 de agosto y del 14 de diciembre).

En la lista de los artículos gravados con 10 por ciento figuran el petróleo, la soja y la harina de soja, entre otros productos.

Además, a partir de las 12.01 hora Pekín (04.01 GMT) del 15 de diciembre China volverá a aplicar aranceles del 25 por ciento y el 5 por ciento a automóviles y a repuestos importados de EEUU.

El pasado diciembre, después de una reunión del presidente de EEUU, Donald Trump, y su par chino, Xi Jinping, al margen de la cumbre del G20 en Argentina, Pekín anunció que suspende por tres meses los aranceles elevados del 25 por ciento a vehículos y piezas automotrices estadounidenses a partir del 1 de enero de 2019 y prorrogó la decisión a partir del 1 de abril.

El 1 de agosto EEUU anunció un incremento del 10 por ciento de los aranceles a las importaciones de China por un valor de 300.000 millones de dólares.

En respuesta, China rebajó el 5 de agosto pasado la cotización de su moneda por debajo de los 7 yuanes por dólar.

Tras la desvalorización del yuan, la Bolsa de Valores de EEUU se desplomó, cerrando el 5 de agosto en números rojos, y entonces el Departamento del Tesoro declaró a China como país manipulador de su moneda y anunció que colaborará con el Fondo Monetario Internacional para enfrentar este asunto.

EEUU y China están involucrados en una guerra comercial desde junio de 2018, cuando el presidente estadounidense, Donald Trump, anunció la aplicación de tarifas a 50.000 millones de dólares a productos del país asiático, con el objetivo de equilibrar una balanza comercial negativa.

Desde entonces, ambos países han aplicado varias tandas de impuestos, mientras tratan de llegar a un acuerdo sobre su intercambio comercial. (Sputnik) zzz/dcl