La Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito indicó que la práctica no es nueva y por eso tienen que obligar a los oficiales a revisar a los más pequeños de la familia, aunque parezcan inofensivos.

Fotografías que circulan en redes sociales muestran el modus operandi de los narcos, quienes fríamente pegan los paquetes a los cuerpos de los bebés con cinta o plástico.

Además en ocasiones la droga va escondida en los juguetes o accesorios de los pequeños.

En 2013 un total de 118 jóvenes fueron detenidos por contrabando de cannabis, metanfetamina, heroína y cocaína a través de la frontera de San Diego, en Estados Unidos.

Aunque que para 2015 ese número se redujo a 70, aclaran que “ese descenso puede atribuirse a varios factores, incluida una mayor seguridad fronteriza, pero las cifras solo reflejan los que fueron capturados y no los que tuvieron éxito al cruzar la frontera”.

Al citar datos de más de 40 países refiere que aproximadamente el 3% de las personas arrestadas o amonestadas por posesión de drogas en 2015 tenía menos de 18 años.