Caracas, 1 may (Sputnik).- El Gobierno de Venezuela anunció que a partir de este sábado el salario mínimo será de siete millones de bolívares y el bono de alimentación de tres millones de bolívares, para un ingreso mínimo legal de 10 millones, equivalentes a 3,5 dólares, informó el ministro del Trabajo, Eduardo Piñate.

«A partir del 1 de mayo entra en vigencia un incremento del salario mínimo a siete millones de bolívares y el cesta ticket socialista (bono de alimentación que reciben los trabajadores formales) a tres millones de bolívares», dijo Piñate durante una concentración por el Día Internacional del Trabajador en Caracas.

El salario mínimo y el bono de alimentación anteriormente eran de 1.200.000 bolívares, para un salario integral de 2.400.000 bolívares, equivalentes a 0,9 dólares.

Piñate indicó que el aumento va a impactar en las tablas salariales, y dijo que se encuentran trabajando para aprobar las convenciones colectivas de todos los sectores de ese país caribeño.

Este incremento ocurre en medio de la hiperinflación que se registra en Venezuela desde mediados de 2016, que generó la devaluación del bolívar y a la utilización del dólar como referencial para el precio de casi todos los productos.

El Gobierno ha señalado en reiteradas ocasiones que afronta una difícil situación económica producto del bloqueo financiero de Estados Unidos y la caída de los precios del crudo. (Sputnik)