San José, 11 diciembre 2019.- Erick Rodríguez Salazar se graduó esta mañana de bachiller con el mejor promedio de su grupo. Él estudió desde sétimo año sin importar estar privado de su libertad en el CAI Gerardo Rodríguez Echeverría.

“La decisión de estudiar la tomé yo. Me propuse una meta alcanzable; en principio era obtener noveno y lo logré con el mejor promedio. Entonces me propuse ser bachiller”, contó.

Él es parte de los 108 privados de libertad del CAI Gerardo Rodríguez Echeverría que esta mañana se graduaron de las diferentes modalidades de educación formal: alfabetización, primaria, secundaria y bachillerato.

A lo largo de esta semana, 1046 privados de libertad de 16 centros penitenciarios obtuvieron sus títulos, entre estos 18 adultos mayores, 22 menores de edad y 52 mujeres. También se graduaron 50 policías penitenciarios. Durante el 2019, 5.946 privados de libertad invirtieron parte de su tiempo en estudiar.

“Tenemos graduaciones en todo el sistema penitenciario. Para nosotros es fundamental el rol que tiene la educación en los procesos de inserción social de las personas privadas de libertad, pues les da mayores opciones para una mejor calidad de vida. Nos sentimos orgullosos de que este año tengamos un aumento de un 10% en la cantidad de personas privadas de libertad que estudian”, destacó la ministra de Justicia y Paz, Marcia González Aguiluz.

De acuerdo con la Unidad de Estadística del Ministerio de Justicia y Paz, el 56% de la población penitenciaria posee primera incompleta, 35,3% secundaria incompleta y 2,9% universitaria (completa o incompleta), mientras que un 4,5% es analfabeta, según el registro.

Anuncios

Por Redaccion

Deja un comentario