Belén, Guanacaste.- Esta Navidad, 139 familias la pasarán en su nueva casa, luego de que este miércoles 23 de diciembre recibieran las llaves de sus viviendas, en el Complejo Residencial Villas Marcel, ubicado en Belén de Carrillo, Guanacaste.

La entrega se hizo bajo la modalidad del comodato, una figura legal que permite a las familias residir en sus viviendas hasta el otorgamiento de la escritura. Los restantes 96 beneficiarios del residencial las recibirán en las próximas semanas.

Con esta acción, alcanzan a 505 las viviendas cuyo otorgamiento se ha acelerado en los últimos 10 días, gracias al trabajo interinstitucional articulado por el Despacho de la Primera Dama, el Ministerio de Vivienda y Asentamientos Humanos (MIVAH), el Banco Hipotecario de la Vivienda (BANHVI), MUCAP y Grupo Mutual -entidades del Sistema Financiero Nacional para la Vivienda, la Municipalidad de Carrillo y de empresas desarrolladoras.

La Primera Dama de la República, Claudia Dobles, quien es integrante del Consejo de Articulación Institucional en Infraestructura, destacó la importancia de este trabajo conjunto porque, en pocos días, se resolvieron temas relacionados con trámites y se otorgaron viviendas a más de 500 familias de escasos recursos.

“Hemos agilizado la entrega de esas 505 viviendas en Guanacaste, Alajuela y San José, con el fin de que estas familias, que las requerían con urgencia, dejen de pagar alquileres, dejen de vivir en hacinamiento y tengan mayor seguridad, al contar con espacios adecuados ante la presencia del COVID-19”, comentó la Primera Dama.

En detalle, se trata de dos proyectos en San José: Almendares en Sagrada Familia y Shikabá en Alajuelita, donde se entregaron 54 y 199 casas respectivamente; Valle Azul en La Guácima de Alajuela (76); y dos en Carrillo de Guanacaste: La Joya en Sardinal (37) y Villas Marcel en Belén (139)

Comodato. La ministra de Vivienda y Asentamientos Humanos, Irene Campos Gómez, explicó que en tres de estos proyectos (Shikabá, Valle Azul y Villas Marcel), las casas se han entregado mediante comodato, una figura legal que permite a las familias residir en sus viviendas hasta el otorgamiento de la escritura.

“Esta administración tiene el claro objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas y cerrar las brechas sociales. Trabajamos con toda la institucionalidad para que las familias tengan su casa propia en el menor tiempo posible”, aseguró la jerarca de vivienda.

Dagoberto Hidalgo, gerente general del BANHVI, destacó que en lo que va de 2020, su representada ha otorgado un total de 12.873 bonos de vivienda -con una inversión de ¢120.713 millones- para que igual número de familias cuenten con una casa propia.

“En un año tan complejo como el 2020, hemos afinado procesos y logrado mayor eficiencia, de forma conjunta con las entidades autorizadas por el BANHVI para el trámite de bonos, así como con el sector privado, lo que ha generado que muchas familias costarricenses cuenten este año con una vivienda propia, lo cual es nuestro objetivo prioritario”, detalló Hidalgo.

Entrega en Villa Marcel. En el Complejo Residencial Villas Marcel esta mañana se entregaron las viviendas por parte de Grupo Mutual a 139 familias mediante la figura del comodato. El proyecto en total es de 235 casas, y las restantes se entregarán en las próximas semanas.

El BANHVI invirtió ¢5.015 millones en este residencial, dinero proveniente del Fondo de Desarrollo Social y Asignaciones Familiares (FODESAF). La gestión del proyecto de vivienda estuvo a cargo de Grupo Mutual y la construcción fue responsabilidad de la empresa Las Arandas S.A.

“Como líder en el otorgamiento de bonos de vivienda, Grupo Mutual mantiene un 27% de colocación histórica: otorgamos el primer bono diferido y el primer bono de segunda planta. Esto demuestra el compromiso que tenemos con las familias de bajos ingresos y de ingresos medios y somos los pioneros en la colocación de bonos de vivienda”, afirmó Oscar Alvarado Bogantes, gerente general de Grupo Mutual.

Todas las familias del proyecto Villas Marcel viven en situación de extrema necesidad. Sus ingresos no superan los ¢300.000 mensuales; un 85% está conformado por mujeres jefas de hogar y sus hijos, 18 son núcleos numerosos y once cuentan entre sus miembros con una persona con discapacidad.

Las viviendas se lograron entregar este 23 de diciembre gracias a las gestiones de la Municipalidad de Carrillo.

Cada vivienda está edificada mediante el sistema prefabricado de columnas y baldosas horizontales, con un tamaño y distribución acorde a las características de cada núcleo familiar. La distribución consiste en dos o tres dormitorios, un baño, espacio continuo de sala-comedor-cocina, y área de pilas externa (interna para modelo de adulto mayor).

La nueva urbanización cuenta con alcantarillado pluvial, red de distribución de agua potable y energía eléctrica, aceras con sus respectivas rampas para personas con discapacidad, señalización vial, dos zonas de juegos infantiles, una zona para facilidades comunales y dos áreas destinadas a parques.

Está ubicada a 800 metros oeste del cruce de Belén con la ruta 21, carretera hacia Tamarindo. El poblado cuenta con amplia oferta de servicios y como lo son: espacios de equipamiento social y de servicios administrativos, educativos, de salud, de comercio, culto, cultura y recreación como escuela, colegio, iglesias, edificios públicos, bancos, comercios y zonas de parques.