San José.- Este martes, la Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias (CNE) actualizó el estado de alertas por COVID-19. La Comisión elevó ocho cantones de alerta amarilla a alerta naranja: Corredores, Golfito, Montes de Oro, Osa, El Guarco, Oreamuno, Belén y Flores.

En el caso de Puntarenas, es la provincia con más cantones en alerta naranja para las siguientes dos semanas, con un total de 5 localidades. De esta manera, Puntarenas concentra un tercio de estas alertas.

Corredores es el caso que las autoridades evalúan con mayor cuidado, ya que el cantón alcanzó su pico de contagios con 205, presentando un incremento del 55% entre las últimas dos semanas.

Además, las provincias de Cartago y Heredia vuelven a contar con alertas naranja después de varias semanas de no presentar ninguna. De hecho, El Guarco y Oreamuno son los únicos cantones cartagineses que han reportado un índice de riesgo de contagio alto en los últimos dos meses, de manera esporádica.

Las autoridades hicieron un nuevo llamado a actuar con responsabilidad durante las celebraciones de fin y principio de año, ya que el sistema hospitalario continua reportando un alto nivel de ocupación de camas, especialmente en los espacios de cuidados intensivos críticos.

En los últimos dos días, los hospitales han visto un incremento en el número de internamientos en salón y cuidados intensivos, tanto en hospitales nacionales como regionales.

En total, para estos últimos días del 2020 y las primeras dos semanas del 2021, la CNE reporta 15 cantones en alerta naranja

Cantones costeros bajan su nivel de riesgo

Seis cantones costeros de Guanacaste (Carrillo, Hojancha, Nicoya y Santa Cruz) y Puntarenas (Garabito y el cantón central de Puntarenas), así como Alajuelita bajarán de alerta naranja a amarilla a partir de este miércoles.

Los trabajos de prevención y contención del virus permitieron que estos siete cantones regresen a alerta amarilla. Entre estos destaca el caso de Puntarenas, esta localidad pasó de reportar 327 contagios a finales de noviembre, a contar 130 la semana anterior, su menor número desde agosto.

Otros cantones con reducciones importantes fueron Nicoya, Santa Cruz y Garabito, los cuales disminuyeron sus casos a alrededor de la mitad en pocas semanas.

“Destacamos el trabajo de las instituciones del Sistema Nacional de Gestión de Riesgo y de los Comités Municipales de Emergencia, quienes aún en estas fechas, siguen trabajando con todo el compromiso de salvaguardar la salud de los habitantes, aún vienen días de intenso trabajo por lo que reiteramos nuestro llamado a la cordura y al autocuidado a todas las personas”, comentó Alexander Solís, presidente de la CNE.

Actualmente, 119 distritos en 45 cantones en situación amarilla presentan una alerta temprana (alerta sindrómica), por un aumento en las consultas médicas por tos y fiebre, síntomas para advertir sobre un eventual aumento en el número de casos por COVID-19.

CNE realiza visitas en 32 cantones

Desde la semana pasada, la CNE viene realizando una serie de visitas en 32 cantones para verificar si existe un buen cumplimiento a las recomendaciones sanitarias para prevenir el COVID-19. Solamente entre el 21 al 24 de diciembre, la CNE visitó 17 cantones; en esta ocasión el personal de la CNE realizó 429 valoraciones en comercios y zonas de uso común.

Los principales hallazgos son los siguientes:

En la mayor parte de las visitas, se evidenció un uso correcto la mascarilla, lo que equivale a un 74%. Al menos un 70% de comercios cuentan con información que oriente a cómo prevenir el COVID-19 y un 67% de los comercios cuentan con mecanismos para lavado de manos o desinfección de manos mediante solución de alcohol.

68% de personas que se desplazaban al cantón por compras o salir a comer, si se desplazaba junto a su burbuja. En el 39% de los casos, las personas no solían guardar la distancia física sea mientras visitaban comercios o en paradas de autobuses.

Las visitas a cantones se mantienen desde inicios de esta semana y se pretende llegar a otros 15 cantones, ahora con mayor atención en aquellos que ya están recibiendo la llegada de turismo nacional y extranjero para celebrar el cambio de año fuera de la GAM.