Menos vehículos en carretera, producto de las limitaciones de tránsito, en torno a la restricción sanitaria y más oficiales dedicados a labores de control, al tener que atender menos accidentes y puntos habitualmente congestionados, permitió detectar, entre enero y noviembre, 4.016 conductores a exceso de velocidad.

Esta cifra representa un 34% de incremento en la cantidad de boletas, respecto al año anterior, cuando al 30 de noviembre se sumaban 2.995 sanciones por violaciones a los límites de velocidad, en las diferentes categorías tipificadas en la Ley de Tránsito.

Para Alberto Barquero Espinoza, subdirector de la Policía de Tránsito, estas cifras evidencian conductas endémicas en un sector de los conductores acreditados, quienes, al encontrarse con vías más vacías, producto de las restricciones, decidieron abusar de la velocidad, pero incluso, en condiciones de tránsito significativo, también han insistido en esta peligrosa conducta.

“Cuando se tiene el hábito de infringir las normas viales, no importa si hay muchos o pocos vehículos, si es de día o es de noche. Lamentablemente, algunas personas creen que las carreteras son pistas de carreras y les gusta abusar de la velocidad. Por ese motivo, y dado este incremento tan significativo en el 2020, es que este diciembre estamos aplicando muchos controles en esa línea, al punto que culminaremos al 3 de enero con un total de 543 controles de velocidad”, detalló Barquero.

Estos operativos se realizan día y noche, los 7 días de la semana, para un promedio de unos 16 operativos diarios solo de control de velocidad. “El problema con diciembre es que es un mes de fiesta; entonces, mucha gente corre de más para hacer compras navideñas, para llegar a su destino de vacaciones o para regresar a la casa luego de pasear, se abusa de la velocidad para ir de una casa a otra o a fincas donde fueron invitados a fiestas y es claro que el tema de la pandemia por Covid-19 no ha inhibido del todo los encuentros sociales y cuando se consume alcohol, también hay una propensión a abusar de la velocidad”, agregó el funcionario.

Multas por categoría

Entre enero y noviembre, 314 conductores fueron sancionados por conducir a más de 120 km/h, es decir, 108 casos más que el año pasado, lo que representa un incremento del 52%. La multa es de ₡326.701,19 y se acumulan 6 puntos en en la licencia.

“Es el rango de exceso de velocidad en el que más incremento porcentual tuvimos y nos preocupa justamente porque es el rango de velocidad más alta que se castiga con multa en la Ley de Tránsito”, acotó Barquero.

Asimismo, el 2020 reporta un aumento del 24% en las multas por superar en 40 km o más el límite máximo permitido, al pasar del 2019 a este año de 765 a 952 sanciones. En este caso la multa es de ₡220.774,19 y se acumulan 4 puntos en la licencia.

Con una multa de unos ₡110.000, 1.170 conductores fueron sancionados hasta el 30 de noviembre por superar en al menos 30 km el límite máximo permitido. Esta cifra supera en 26% a los datos del 2019, cuando se sumaron 930 multas.

Por último, también reportaron aumento las multas por superar en, al menos, 20 km/h el límite máximo, a pasar del año pasado a este de 1.082 a 1.578 boletas, un incremento del 46% y con una multa de ₡54.636,04.

El único rubro que tuvo un decrecimiento fue el conducir a más de 25 km/h en zona escolar, con presencia de estudiantes, ya que el 2020 sumó 2 casos, mientras que el año pasado registró 12. Claramente, al haberse suspendido el curso lectivo por la pandemia de Covid-19, se influye en estos resultados pues si no hay personas recibiendo clases, se puede conducir a más de 25 km/h en las cercanías de los centros educativos. En este caso, la multa también es de ₡110.387,09.