Redacción.- El Presidente de la República, Carlos Alvarado y el Presidente de la Asamblea Legislativa, Eduardo Cruickshank, anunciaron que pese a no cumplirse uno de los criterios establecidos por el Estado de La Nación para iniciar un diálogo nacional, habrá que construir un nuevo mecanismo para llevar adelante esta necesaria intervención.

«El diálogo es la vía costarricense, el mecanismo por el cual hemos construido los grandes  acuerdos que nos caracterizan como democracia. Los Presidentes de los Poderes Ejecutivo y Legislativo reconocemos y agradecemos la voluntad expresada por una gran mayoría de  sectores y organizaciones costarricenses que se han comprometido con la participación en  la mesa de diálogo multisectorial para la construcción de acuerdos» indicaron en una carta los presidentes de ambos poderes.

El mecanismo inicial propuesto por el Programa Estado de la Nación establecía unos criterios que al no cumplirse a este punto donde tenían que estar presentes todas las organizaciones, representaciones, distintos sectores y empresarios, no hacía posible dar inicio al proceso. Dada esta realidad de la metodología inicial, se hace necesario construir un nuevo mecanismo.

«Nuestra convocatoria sigue abierta porque Costa Rica necesita dialogar para resolver la  emergencia fiscal. Trabajaremos en las próximas horas y días de manera multisectorial para alcanzar la mejor fórmula que permita concretar el diálogo» concluyó la carta redactada por los presidentes de ambos poderes.

Una de las cámaras en indicar que no participaría de la mesa de diálogo fue la Unión Costarricense de Cámaras (UCCAEP).