San José.- El Consejo Nacional de Concesiones (CNC), recibió por parte de la empresa Globalvía, (concesionaria de la Ruta Nacional 27), la propuesta de ampliación y costos para esta importante ruta y analizará el modelo financiero que contemplará los distintos escenarios económicos para ejecutar estos trabajos entre el Gimnasio Nacional y Puerto Caldera.

El Ingeniero José Manuel Sáenz, Secretario Técnico del CNE, explicó que, una vez recibidos estos documentos se inicia el período de análisis de los mismos, se revisarán cantidades de obra y costos propuestos de los diferentes escenarios sobre los trabajos que hay que realizar y se determinarán los ajustes que, requerirá la propuesta.

“Nosotros vamos a entrar en un período no menor de tres meses de revisión, de “estira y encoge”, este es el informe más difícil, más completo de todo lo que viene, porque lo relativo a los costos de operación y de financiamiento vendrían con el modelo financiero”, explicó.

Sáenz recordó que el planteamiento del Ejecutivo es desarrollar este proyecto de ampliación por etapas. Esto contempla:

Sector I. Comprende entre el Gimnasio Nacional y el intercambio Siquiares (Coyol).

Sector II. Incluye dos tramos: uno entre el intercambio de Siquiares y Balsa, y otro entre Orotina y Caldera.

Sector III. Ampliación a dos carriles por sentido entre el intercambio de Atenas y el intercambio de Orotina.

Además de lograr un acuerdo sobre la forma y el modelo financiero que se aplicará para ejecutar los trabajos, las tarifas de peaje que se propongan deben ser aprobadas por la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (ARESEP), para finalmente buscar la aprobación de la adenda contractual por parte de la Contraloría General de la República (CGR).

En el mejor de los escenarios, el jerarca del CNC estima que sería en marzo 2022 cuando se tenga aprobado todo el planteamiento, lo que le permitiría a este gobierno dejar todo listo para la ejecución de las obras de ampliación de la ruta 27.

Las etapas en detalle:

El plan de implementación en tres sectores, comprende las obras de mejoramiento y ampliación de carriles entre La Sabana y Puerto Caldera:

Sector I. Comprende entre el Gimnasio Nacional y el intercambio Siquiares.

Las principales obras a desarrollar, si así lo determina el estudio financiero, son:

Construcción de un paso a desnivel en el kilómetro cero para descargar el tráfico de la ruta 27, directamente sobre la avenida 10 de San José.

Ampliación a cuatro carriles por sentido entre el intercambio de la Ruta 39 (Circunvalación) y la estación de peaje de Escazú, incluyendo el puente sobre el río Tiribí.

Ampliación a tres carriles por sentido entre Multiplaza y la estación de peaje de San Rafael y la construcción de un nuevo intercambio en Santa Ana con la Ruta-147 (Radial Lindora), mejoras funcionales en el intercambio de Guachipelín y de Ciudad Colón, y un nuevo puente sobre el río Virilla, entre otras.

Sector II. Incluye dos tramos: uno entre el intercambio de Siquiares y Balsa, y otro entre Orotina y Caldera. Se realizarían las siguientes obras:

Ampliación de vías a dos carriles por sentido con espaldones y separación física con barreras de concreto.

Construcción de dos nuevos puentes (Río Grande y Jesús María), así como ampliación de la estructura del intercambio Caldera y mejoramiento de medidas de seguridad entre Bolsón y Caldera, entre otras.

Sector III. Ampliación a dos carriles por sentido entre el intercambio de Atenas y el intercambio de Orotina. Tendrá:

Espaldones y separación física con barreras de concreto, soluciones especiales en taludes y calzada.

Construcción de un nuevo puente mayor sobre Quebrada Concepción y sobre Quebrada Salitral, entre otras obras.