[adinserter block=»7″]
[adinserter block=»9″]

San José, 11 septiembre 2020.- La Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (ARESEP) tramita una rebaja en las tarifas de electricidad, a nivel nacional, que favorecería a todos los consumidores (residencial, empresarial e industrial) en el último trimestre del año.

La rebaja está relacionada con la actualización del Costo Variable de Generación (CVG), que incluye ajustes relacionados con el uso de combustibles para generación térmica y el efecto de importaciones y exportaciones realizadas en el Mercado Eléctrico Nacional (MER). Este análisis será sometido al proceso de consulta pública, bajo el expediente ET-060-2020 y lo que se resuelva entrará a regir el próximo 1 de octubre.

La rebaja propuesta es del -9,62% en la generación (producción de energía), lo cual implicaría disminución en el costo de la energía que compran las empresas al Instituto Costarricense de Electricidad (ICE). Esta disminución en el costo de compra de la energía, se traduce en una rebaja para los abonados de cada empresa eléctrica que varía entre 1,22% y 5%. La siguiente tabla muestra la propuesta:

Diferencia porcentual propuesta en las tarifas de distribución eléctricas,

por empresa, setiembre a octubre de 2020

Empresa Diferencia tarifaria para usuario final de setiembre a octubre
ICE -4.98%
CNFL -4.62%
JASEC -4.64%
ESPH -3.59%
COOPELESCA -4.56%
COOPEGUANACASTE -1.25%
COOPESANTOS -1.22%
COOPEALFARO -3.18%

Fuente: Intendencia de Energía, 2020.

Una familia con un consumo mensual de 275 kWh de la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL), paga ¢28 718 por mes, y con esta rebaja pasaría a ¢27 405. Esto representa un ahorro de ¢1 313 (no incluye impuesto).

Es importante señalar que la Autoridad Reguladora, en medio de la crisis socioeconómica provocado por el impacto del COVID-19, ha mantenido una posición vigilante, siendo riguroso en la valoración de los requerimientos tarifarios, considerando la responsabilidad que tiene de armonizar los intereses entre prestadores y usuarios, velando por la sostenibilidad financiera del Sistema Eléctrico Nacional ante el desafío de contribuir al proceso de reactivación económica que enfrenta el país y por la importancia del suministro de energía en la calidad de vida de la población.

En lo que va del año, las tarifas eléctricas para el sector residencial muestran un comportamiento estable, con un precio promedio nacional de ¢90,73 por kilovatio.

La rebaja entraría a regir entre el 1 de octubre al 31 de diciembre del 2020, tras terminar la consulta pública y la publicación en el Diario Oficial La Gaceta.