Redacción.- Los diputados que conforman la Comisión Permanente Especial de Control de Ingreso y Gasto Público lanzaron fuertes cuestionamientos al Jefe de Adquisiciones de Bienes y Servicios de la Caja Costarricense de Seguro Social, Mayor Barrantes Castro como parte de la investigación por la compra de mascarillas para enfrentar el Covid-19.

Los legisladores mostraron su preocupación de que empresas vinculadas con jardines o chatarra fueran adjudicadas como proveedores de mascarillas que serían utilizadas por los equipos de salud a lo largo del país.

El congresista Carlos Ricardo Benavides Jiménez consultó a Barrantes sobre la adquisición de mascarillas a Metales Tocha y si tuvo participación en ese proceso de adjudicación de las mascarillas.

A lo que el funcionario explicó que esa compra surgió como parte de un atraso en la entrega por parte de otra empresa. Y que cumplían con todo lo establecido en las normas.

“Todas las paginas están en chino, yo no tengo la virtud de leer en chino, no sé si usted sí, me llama la atención que esta empresa Tocha que se dedica a chatarra, no hay ni una página en castellano”, indicó el legislador Benavides Jiménez.

Barrantes explicó que en una compra urgente no es compatible esperar un traductor.

Benavides señaló que la traducción es uno de los puntos que se exigen en el expediente y es uno de los requerimientos, que no se puede obviar. El diputado criticó que Barrantes no pudiera decir cuál es la norma que aplicó la Caja para la adjudicación de la compra de mascarillas. “Como va a hacer el Estado compras con el dedo en el aire, sin saber si hay traducción o no”, “se pueden saltar los procedimientos porque se está en emergencia”.

El legislador aseguró el funcionario de manera “subjetiva”, dejó de lado en el procedimiento lo relativo a la traducción, “se pueden bailar los requisitos”.

Por su parte, el congresista independiente Jonathan Prendas Rodríguez le consultó a Barrantes si él está sobre la Ley de Administración Pública o sobre la Junta Directiva de la Caja Costarricense de Seguro Social, para saltarse requisitos para una compra, “por más urgente que sea”.

El funcionario aseguró que en casos donde esté en riesgo un derecho fundamental como la vida de los trabajadores, se puede estar sobre una norma.

Usted podría dar fe de que ustedes están cuidando el dinero de los costarricenses, consultó Prendas. “Yo sí”, aseguró Barrantes.

“Usted responde de manera displicente ante las consultas de los legisladores”, afirmó la diputada Franggi Nicolas Solano, además, señalo que se puso en riesgo al personal de la Caja al comprar insumos que no cumplían con los requerimientos.

La legisladora mostró su preocupación de que empresas como una chatarrera o una empresa de jardinería sean las encargadas, por ejemplo de traer las vacunas contra el Covid-19, como paso con las mascarillas.

Melvin Núñez Piña, de Restauración Nacional consultó sobre las mascarillas donde unas eran con tiras y otras con elástico y el por qué se dio el cambio. A lo que Barrantes respondió que se realizaron dos carteles debido a que el de las tiras resultó infructuoso.

Mientras que la diputada Shirley Díaz Mejías le consultó a Barrantes sobre si ocupa el puesto de Jefe de Bienes y Servicios y si el mismo es administrativo o de confianza a lo que el funcionario explicó que es administrativo.

Díaz también preguntó sobre el incremento de compras de emergencia, a lo que Barrantes dijo que esto es subjetivo.